Por  Roberto Di Sandro
El Decano | 72 años en la  Casa Rosada

rdisandro@cronica.com.ar

¿Sigue la cuarentena?

El miércoles el gobierno nacional define si la cuarentena, séptima fase, continúa como ahora, se flexibiliza más o si se reduce al máximo. Todavía no saben cuál será la decisión, teniendo en cuenta que han crecido los casos de contagio en el AMBA.

Allí surge la evaluación que harán mañana las dos grandes áreas: Horacio Rodríguez Larreta, al comando de la Capital Federal, y Axel Kicillof, máxima figura de la provincia de Buenos Aires. Tras esa reunión quedan dos días para dar un espacio más en determinaciones y ponerlas a consideración del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Mientras tanto, surge nuevamente la grieta entre el gobierno y la oposición. Precisamente en medio de grandes esfuerzos que hacen un gobernador opositor y otro oficialista para lograr un entendimiento que sobrepasa toda cuestión cívica, aparecen todo tipo de declaraciones que avivan ese fuego de distanciarnos aún más a todos los argentinos.

Rompen el silencio aquellos que no deberían hablar más y que durante cinco años empobrecieron al pueblo y los que volvieron para gobernar y muchas veces tratan de alentar con mensajes, a veces poco claros, aun cuando las intenciones sean buenas.

La pandemia ha destruido aún más la economía del país y se ven amplios sectores de la ciudadanía en dificultades para mantenerse y las caídas de los diferentes estamentos en que se asienta la Nación remarca la gravedad del momento. Ahora ya se estableció un plan “de emergencia económica” que se pondrá en pleno funcionamiento la semana venidera.

Por eso se prepara una convocatoria a los líderes de bloques del Congreso, sin ninguna excepción, para la semana entrante. Serán invitados una o dos personalidades políticas y economistas para que “a distancia” hablen con el presidente de la República y se pongan de acuerdo en sustanciales medidas que deben aplicarse de inmediato.

Las tensiones que se advierten en los sectores más empobrecidos no han llegado a la cima debido a que las disposiciones adoptadas tratan de aliviar esas situaciones.

Sin embargo, el cierre de locales, la falta de trabajo, los aumentos de precios, los salarios caídos y demás trabas al bolsillo popular hacen que los rostros de la gente muestren la angustia que padecen.

Primero, lógico, el miedo ante esta pesadilla que vive el mundo con el coronavirus y en la Argentina, a pesar de haberse tomado medidas sanitarias elogiadas por el resto del universo, preocupan muchísimo la existencia del crecimiento del contagio y el segundo padecimiento, que está a la par de la enfermedad, y es la falta de recursos, que ya no sólo recae sobre el sector más vulnerable sino también en una clase media que retrocede día a día.

Este programa a aplicarse tiene un camino efectivo si se concreta ya: mover la industria ahora. Y dentro de ese mapa de reconstrucción, el polo fundamental: la actividad industrial, generando trabajo como se hizo en 1946.

“Para gobernar dentro de una doctrina justicialista, se debe tener la creatividad necesaria para la reconstrucción de una nación que, como la Argentina, tiene de todo”, exclamó un veterano de la política nacional durante una reunión mantenida por un variado núcleo de reconocidas figuras de diferentes colores políticos. Hay más para contar. Lean.

¿Moratoria para cuándo?

El Presidente convocó para la semana próxima a todos los jefes de los bloques políticos opositores. Allí se irán agregando pensamientos y “opciones” para trazar definitivamente el Plan de Emergencia Socio-Económica que comenzará a funcionar. “Esperemos que esto se cristalice de inmediato”, comentó una alta autoridad del gobierno. Del otro lado del mostrador, los que critican generalmente con equilibrio “aceptable” -así lo califican figuras preponderantes del entorno de Fernández- esperan resultados rápidos.

A la vez, consideran que es necesario “de una vez por todas darles una moratoria a aquellos que hoy tienen cerrados sus locales y que piden préstamos para poder pagar todos los servicios y no cerrar definitivamente”, y otorgarles un préstamo doméstico a aquellos ciudadanos que están agobiados por las facturas que sin piedad llegan día a día a cada domicilio, como luz, gas, teléfono, agua y otros servicios.

Le contaron al presidente Fernández que existen pagos correspondientes al mes que termina y uno o dos días después le llega la del mes siguiente. Insólito operativo de las empresas. Alguien allegado al gobierno sugirió una moratoria al gobierno y ahora pregunta: “¿Para cuándo?”. Matías Kulfas tiene en sus manos decisiones sobre un tema de excepción: la reconstrucción de la industria. Don Matías tiene sobre sus espaldas un cargo que en estos momentos es fundamental, quizás único: ministro de la Producción. Hay algunos pergaminos escritos por Juan Perón que le pueden ayudar.

No se olvide, o pregunte, que ese gran líder proclamaba siempre una sola palabra, pero tres veces: producir, producir y producir. Y le puedo decir que sobre eso sabía algo. Es la opinión de quien lo vivió.

Medianoches de Alberto

Muchas veces hemos dicho que la tarea de Alberto Fernández, el Presidente, no cesa a las 9 de la noche. Ahora que le prohibieron salir de Olivos, el mandatario estira su actividad hasta muy pasadas las 12 de la noche. No le interesa el horario y ciertas broncas que le tiran sus médicos. Pero no sólo pide toda clase de disculpas, claro, después de hablar por varios teléfonos y al propio tiempo moverse con videoconferencia (imagen) en el momento en que lo dispone.

Muchas veces lo han encontrado hablando con dos teléfonos. Uno celular y otro de línea. Además, movilizando la técnica para videoconferencia, “imagen con imagen”. Hasta el ministro Martín Guzmán, en una noche de esos diálogos nocturnos, le habló de un propósito que pusieron sobre la mesa los bonistas que quieren negociar pero “jamás” perder.

En ese diálogo le informó que Larry Fink, el “jefe” de los bonistas de Blackrock, quería hablar con él -Fernández- para buscar un acercamiento más directo. La cosa quedó allí, ya que el gobernante argentino no tiene muchos deseos de hacerlo. En medio de todo tipo de versiones, se escuchó un discurso de unidad de parte del Presidente.

Claro, fue el Día Patrio, que se convirtió en un verdadero “día político”, con manifestaciones en la calle en contra de medidas adoptadas por el gobierno.

En todo el país se escucharon cacerolazos y banderazos. Pero, claro, las redes sociales alertaron el día anterior para que se convoquen los contras al gobierno. Hubo, críticas, pero también otras tenían un directo espíritu de bronca: la falta de trabajo. Sin embargo, los analistas y los que no lo son admitieron que una voz opositora intervino, aunque lo negaron.

La de Mauricio Macri, quien habló, oh sorpresa, para que todos vayan a la convocatoria. Es muy difícil eliminar la grieta cuando aparecen esas voces. No se veía la imagen del ex en televisión desde hacía muchísimo tiempo. También apareció alguien por primera vez en el registro informativo. Era el vocero presidencial Juan Pablo Biondi, quien le pidió a Macri que se silencie.

De todas maneras, a pesar de la dispersión de conceptos, de equivocaciones verbales que -lo reiteramosa veces son mal interpretadas o quieren confundir, precisamente, para que nunca se logre el entendimiento, todos luchamos para que “en este momento de miedo debido al virus, busquemos el acercamiento que se observó desde el primer momento”.

Crear confianza

Los encuentros no difundidos, buscando siempre el hermetismo, la reserva y otros signos, lejos de la comunicación abierta, como debe ser, es constante en Olivos. Uno de los que va seguido es el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo. También ocurre con la CGT, de la que cualquiera de los tres dirigentes que la conducen asiste a diálogos personales o por videoconferencia.

El otro día le tocó al titular de la UIA, quien, reiterando conceptos anteriores, le sugirió al Presidente mantener un contacto con sectores de la oposición y en especial con María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, todos los gobernadores sin excepción, inclusive de sectores conducidos por Cristina Fernández de Kirchner; de La Cámpora y seguidores macristas.

“Ahora es necesario hacer un bloque de entendimiento con todos”, habría quedado latente esa fase grabada en los aires de Olivos. Alguna vez ocurrirá. En siete días regresamos con muchas expresiones y exclusividades que no se dicen. Es una costumbre de “Crónica”. Feliz semana.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos