Con la participación de autoridades de los ministerios de las Mujeres, Géneros y Diversidad y de Obras Públicas, Vialidad Nacional oficializó este martes la implementación del cupo laboral establecido en el Decreto 721/2020 del Poder Ejecutivo Nacional y en la Ley 27.636 de Promoción del Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero. Así dio la bienvenida a las primeras siete personas que ingresaron al organismo nacional.

En sintonía con las políticas impulsadas por el presidente Alberto Fernández, y sumándose a la iniciativa del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, de construir la Red de Género y Diversidad con todos los organismos, entes y empresas, Vialidad Nacional prioriza la coordinación, implementación y ejecución de medidas y acciones tendientes a la promoción y materialización de un modelo inclusivo con perspectiva de género.

Durante un acto desarrollado en el 1° Distrito Buenos Aires de Vialidad Nacional, la Unidad de Gestión en Políticas de Género y Diversidad del organismo presentó formalmente a las cinco mujeres trans y los dos varones trans que se incorporaron recientemente y ya desempeñan sus tareas en los distritos de Córdoba, Río Negro, San Juan, Santa Cruz y Buenos Aires en áreas como Recursos Humanos, Seguridad e Higiene, Contratos, Laboratorio y Campamentos.

Con el ingreso de estas siete personas, Vialidad Nacional es uno de los primeros organismos del Estado en poner en práctica las políticas de inclusión y equidad que lleva adelante el gobierno nacional.

"Un acto de reparación y profunda justicia"

En ese sentido, el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, destacó que el objetivo de la iniciativa apunta a “que entre todos y todas podamos construir una patria inclusiva e ir por la reconstrucción argentina”. “Este es un acto de reparación y de profunda justicia. Sin embargo, no hemos llegado a ningún lado. Es el inicio de un camino en el cual no deseamos retroceder”, agregó.

Por su parte, la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Alba Rueda, expresó su “alegría” por participar del evento. “Esta política implica el reconocimiento de una desigualdad estructural hacia la población travesti y trans. La ley de cupo es una de las decisiones más acertadas de nuestro gobierno en cuanto a la perspectiva de género y diversidad porque viene a implementar una política afirmativa que transforma la vida con el acceso al empleo y como una integralidad de derechos”, destacó la funcionaria.

Luego, la gerenta ejecutiva de la Unidad de Gestión en Políticas de Género y Diversidad de Vialidad Nacional, Paola Fedrizzi, subrayó: “Desde el primer día pensamos en cómo avanzar de la manera más comprometida para no quedarnos sólo en el hecho de completar el cupo”.

Por último, la directora de Relaciones Institucionales del Ministerio de Obras Públicas, María Pía Villarino, destacó la tarea colectiva realizada “a través de la Red de Género y Diversidad del Ministerio de Obras Públicas junto a los 11 organismos descentralizados”.

La Ley 27.636 tiene como objetivo establecer medidas de acción positiva para lograr la efectiva inclusión laboral de las personas travestis, transexuales y transgénero, a partir de lo cual fija que el Estado nacional “debe ocupar en una proporción no inferior al 1% de la totalidad de su personal” con personas que se autoperciben con una identidad de género que no se corresponde con el sexo asignado al nacer.