Por Gabriel Calisto
@gcalisto

Con un acuerdo con el Frente Renovador de Sergio Massa, el oficialismo bonaerense quedó a un paso de lograr el número necesario para aprobar el Presupuesto 2018

Así lo confirmaron a Crónica diversas fuentes del massismo, que señalaron que hubo acuerdo con los intendentes y líderes del espacio en general, “pero todavía quedan algunos detalles”

Con el sí del saliente diputado nacional, Cambiemos modificó su estrategia legislativa: suspendió la sesión de la Cámara de Diputados prevista para este jueves, al tiempo que convocó a una doble jornada (Diputados y Senadores) para el próximo martes. El objetivo es apelar a una tradición bonaerense: un tratamiento veloz para la Ley de Leyes, previamente discutida y negociada con los espacios necesarios para lograr el quórum y su aprobación. 

Para llegar al número necesario, el oficialismo aprovechará que el peronismo es un reguero de egos dispersos en pequeñas tribus. “El espacio del ‘Chino’ Navarro ya está, y avanza bien la discusión con los intendentes del PJ”, le dijeron a este diario desde el Legislativo bonaerense.
 
Envalentonados, los alfiles de María Eugenia Vidal aspiran incluso a romper la barrera que bajó el bloque que responde a Fernando Espinoza, quien buscó unificar la postura de rechazo al proyecto para “marcarle la cancha” políticamente. 

Cabe recordar que el Presupuesto enviado por Vidal a la Legislatura proyecta 630.000 millones de pesos de gastos para 2018, con un endeudamiento de 85.000 millones de pesos.

Como puntos centrales, se destaca el “Pacto Fiscal” que la gobernadora pretende sellar con los 135 municipios bonaerenses, que según sostienen “plantea un sistema de beneficios para las comunas adheridas que cumplan con determinadas metas”. Este último punto es muy resistido por alcaldes opositores, como oficialistas, dado que alertan que “atenta a las autonomías municipales”, sobre todo en las modificaciones al Fondo Educativo.