No importa el momento del año o la circunstancia que uno esté atravesando, la salud coronaria tiene que ser un objetivo primordial para ser cuidada, controlada o realizar el tratamiento respectivo si es que se lo necesita.

Una de las afecciones más típicas que enfrenta el corazón se llama arritmia cardíaca, y puede presentar un ritmo lento o acelerado; en este sentido, la Fibrilación Auricular (FA) es la arritmia más frecuente, y en ella el ritmo cardíaco es irregular y más rápido de lo normal.

Arritmia cardíaca: ¿De qué se trata?

Cabe destacar que esta enfermedad se caracteriza por una actividad eléctrica anormal del corazón que genera más impulsos eléctricos para las aurículas, las cavidades superiores del corazón, haciendo que éstas se contraigan muchas veces más de las que deberían.

Un dato preocupante es que esta enfermedad puede ser silenciosa, ya que puede o no tener síntomas como desmayos, mareos, debilidad, dolor en el pecho y confusión mental, y lo más riesgoso es que, si no se diagnostica o se trata, puede comprometer la salud cardíaca en general y, en algunos casos, puede poner en peligro la vida de una persona.

Peligro para el corazón

Es clave saber que la fibrilación auricular reduce la eficacia y el rendimiento del corazón, algo que provoca una deficiencia en el suministro adecuado de oxígeno al organismo, lo cual continúa con un malestar general en una persona seguido por otros síntomas como fatiga, palpitaciones, mareos, dolor de pecho, ansiedad y falta de aire.

Por otra parte, es sabido que los exámenes para detectar una arritmia cardíaca son el electrocardiograma y el uso de un monitor portátil, en los casos en que los latidos irregulares son esporádicos.

En tanto, el tabaquismo, el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol, factores hereditarios, diabetes y sobrepeso pueden aumentar las chances de desarrollar una arritmia cardíaca; por lo tanto, los especialistas de la salud recomiendan llevar un estilo de vida saludable. Con una dieta equilibrada y la práctica de actividades físicas se puede ayudar a prevenir la enfermedad.

Arritmia cardíaca: estadísticas a tener en cuenta

En cuanto a estadísticas se refiere, la Fibrilación Auricular (FA) afecta a 1 de cada 10 personas mayores de 80 años; de hecho, se cree que en América Latina hay más de 2,3 millones de personas que están afectadas por la FA, y que para el 2030 estas cifras subirán el 27%, con lo cual la medicina se enfrenta a una situación complicada durante esta década. En tanto, la prevalencia de esta enfermedad es de casi 300.000 casos en nuestro país, es decir, el 0,64% de la población.

Es bueno resaltar que aquel que trata la fibrilación auricular el electrofisiólogo, que es un médico cardiólogo preparado para reconocer y tratar esta patología, por lo que buscar un tratamiento con el profesional adecuado garantiza que el paciente tenga acceso a todas las opciones disponibles y logre los resultados deseados.

¿Cuáles son los tratamientos para la arritmia cardíaca?

A pesar de que se trata de una enfermedad que no puede descuidarse, lo bueno es que existen diversos tratamientos para curarla, y que permiten al paciente volver a disfrutar de una vida normal, por lo que es recomendable buscar un tratamiento temprano y efectivo para la fibrilación auricular.

Lo cierto es que, si bien la medicación es una de las opciones de tratamiento, la ablación por radiofrecuencia con catéter puede evitar que los síntomas empeoren. Este procedimiento llega a las zonas del corazón que generan los impulsos eléctricos defectuosos que causan la fibrilación auricular y los restablece. Se trata de un tratamiento mínimamente invasivo que es seguro, eficaz, comprobado y duradero.

Sin lugar a dudas, el caso suscitado semanas atrás con el jugador del Barcelona de España y la selección argentina, Sergio “Kun” Aguero, encendió el alerta sobre esta problemática, aunque con una consulta preventiva al especialista y un correcto tratamiento se puede llevar una vida normal.