Una enfermera de 34 años que trabajaba en el Hospital Santojanni murió por coronavirus, pese a que había sido inmunizada con las dos dosis de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19.

María Castellon había contraído la enfermedad nuevamente luego de recibir la segunda dosis el 6 de abril en el mismo centro de salud porteño. La mujer falleció el viernes por la noche en el Hospital Méndez, donde permanecía internada en terapia intensiva.

Según la autopsia, María murió debido a un edema pulmonar, complicación derivada del Covid-19. Poco antes de fallecer, la joven compartió un mensaje de audio en el que, agitada, contaba lo mal que la estaba pasando.

 

El director del Santojanni, Federico Charabora, confirmó la noticia y explicó que Castellon no estaba trabajando, ya que estaba de licencia por una fractura que había sufrido hacía un mes en el antebrazo. La habían contratado el año pasado como refuerzo para atender a pacientes Covid-19 para los francos y los fines de semana.

El martes también murió por coronavirus Rubén Bentos, un enfermero del Hospital Roque Sáenz Peña de Rosario que había recibido las dosis de la Sputnik V. Era insulinodependiente e integraba el grupo de riesgo por la enfermedad.

Gabriela Cáceres, compañera de Bentos, dijo que el enfermero “era un adulto mayor con comorbilidades” y que pese a que “tenía las dos vacunas, no por eso estaba libre de tener la enfermedad”. Sostuvo que las vacunas “solo disminuyen la mortalidad.

Ver comentarios