Una docente y su esposo murieron con pocas horas de diferencia tras haberse contagiado de Covid-19 en Entre Ríos. Uno de sus hijos, de 8 años, está internado y el segundo, de 4, está asintomático.

Claudio Cesar Cluterbuk, de 42 años, falleció este domingo por la mañana en San Jaime de la Frontera, ubicado al norte de la provincia. Por la tarde, se confirmó el deceso de su esposa, María Alejandra Villaba de 39 años.

Una semana atrás, Cluterbuk, quien trabajaba en un molino arrocero de la zona, presentó síntomas compatibles con Covid-19. El mismo día, su mujer comenzó a sentirse mal.

Los dos fueron trasladados al hospital Santa Rosa de la ciudad de Chajari. Ambos se encontraban internados en la sala de terapia intensiva y tuvieron que ser intubados luego de que su cuadro se complicara.

Los dos hijos del matrimonio, uno de 8 años y otro de 4, también se contagiaron. El más grande permanece internado y pese a que su estado de salud habría sido delicado, el pronóstico médico es favorable. El menor no presentó síntomas de gravedad y quedó al cuidado de una de sus tías.

La tragedia golpeó a la familia este domingo, cuando María y Claudia fallecieron, con pocas horas de diferencia, dejando huérfanos a los dos menores.

Sospechan que la familia podría haberse contagiado con la cepa Manaos.

La docente de la escuela Nº 60 de la localidad entrerriana, se había vacunado con la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 en abril y recibió la segunda dosis en los días previos al comienzo de los síntomas.

Según un medio local, no se descarta la posibilidad de que se hayan contagiado de la cepa Manaos o de otra de similar letalidad y que la familia haya contraído el virus por la actividad que el hombre desarrollaba en la arrocera donde, permanentemente, ingresan camiones de distintos puntos del país.