Argentinos y argentinas ya están palpitando el próximo fin de semana XL, un regalo por partida doble para poder recargar las pilas y continuar con la segunda mitad del año con más energía.

El 17 de junio, por el paso a la inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes, se sumará al 20 de junio, por la muerte del General Manuel Belgrano que, adicionales al sábado y al domingo, generarán cuatro días de descanso total.

En ese sentido, los trabajadores ya están planificando una escapada que permita afrontar la segunda mitad del año con un buen descanso de por medio y que permita seguir con los próximos meses más relajados.

 

En este sentido, te traemos una escapada perfecta en varios sentidos: para escapar del asfalto, una localidad de campo a alrededor de 130 kilómetros de la Capital Federal, con más de 200 años de historia que invita al relax, a la naturaleza, al sonido de los pájaros y el agitar de los árboles: Ranchos.

Entre los atractivos que tiene la ciudad, se encuentra la Estancia de “Negrete”, fundada en 1779, es uno de los establecimientos más antiguos del país y su arquitectura rural es originaria.

Una de sus características principales es que en 1875 se jugó el primer partido de polo del país. Su casco actual fue construido en 1863 y es sede de célebres jineteadas y del festival anual de fortines.

 

Por otro lado, la localidad posee la Laguna de Ranchos. Sus aguas y su precioso espacio verde son un escenario ideal para descansar y hacer un picnic en familia para pasar un día perfecto de descanso. Son 34 hectáreas que se prestan para las prácticas deportivas náuticas, la pesca deportiva y el avistaje de su fauna autóctona.

Dentro del predio hay restaurantes, baños y parrillas en zona arbolada. Además, está permitido la navegación de motos de agua y jetsky.

En la Laguna de Ranchos se practican deportes  náuticos, la pesca deportiva y el avistaje de su fauna autóctona.

También puede visitarse el Fortín de Ranchos, un lugar con una historia única, el fuerte “Nuestra Señora del Pilar de los Ranchos”, ubicado en las proximidades a la laguna de Ranchos, fue construido en 1781 con el objetivo de impedir el avance de los malones que lograba cruzar el Río Salado por la zona del arroyo de Blandengues.

En ese momento, un conjunto de familias asturianas comienzan a poblar las tierras y acaban por fundar la comarca.

A 23 kilómetros de Ranchos, por la Ruta Provincial N°29, se encuentra el Balneario municipal Villanueva, un lugar agreste y pintoresco con una pequeña playa barranca abajo sobre las aguas del Río Salado. Posee una hostería con servicios de bar y restaurante disponible para realizar camping y, para los amantes de la pesca, es un lugar que se presta para esta práctica, donde se puede obtener pejerrey y lisa, fundamentalmente.

El  Museo Histórico “Marta Inés Martínez" está emplazado en una casona que data del siglo XIX.

También, los visitantes tienen la opción de concurrir al Museo Histórico “Marta Inés Martínez”. Se trata de una casona que data del siglo XIX con techo de tejas de Marsella. En su sala de las estancias se alojan elementos de labranza, trozos de alambrados, mazas de las viejas del siglo XIX.

En sus diferentes salas los visitantes se podrán encontrar con objetos del origen de la localidad y de la campaña del Desierto, armas de la época y una colección de piedras de boleadoras. En otra de las salas se exhiben algunos de los trabajos del maestro soguero Don Martín Gómez.

Ver comentarios