La actriz y productora Natalia Denegri dijo este martes que volvió "a ser víctima en la Argentina", luego de conocer el fallo de la Corte Suprema que revocó la sentencia en su favor en la demanda que presentó contra buscadoses de internet en pos del llamado "derecho al olvido".

En ese sentido, agregó que los videos en los que se la vinculan "fomentan la violencia de género y la estigmatización de la mujer".

"Hoy en la Argentina volví a ser víctima por segunda vez en mi vida. No respetaron que por aquellos años era menor de edad y víctima de un delito terrible", sostuvo Denegri en declaraciones a la agencia Télam.

La mujer de 46 años había reclamado que se quiten de los buscadores de internet las notas y videos que hacen referencia a su vinculación con el denominado "caso Cóppola", con el argumento del "derecho al olvido".

 

La solicitud había sido avalada por la Justicia en las dos instancias previas a la llegada del caso a la Corte, hasta que el máximo tribunal dio marcha atrás en el pedido para que el buscador Google retirara escenas, video y reportajes "obtenidos hace 20 años o más", que la vinculaban con ese caso de gran trascendencia pública sobre posibles infracciones a la Ley de Estupefacientes.

Denegri se radicó en Estados Unidos y años después de los escándalos, reclamó que el caso le generaba una revictimización y estigmatización, con el argumento de que se había expuesto siendo menor de edad, que era vulnerable, que había pasado cosas "horribles" y que tenía derecho a olvidar.

 


Sin embargo, en un fallo unanime, los jueces destacaron la importancia de la libertad de expresión, el derecho de las personas de emitir y expresar el pensamiento, y el que tiene la sociedad a la información en un estado democrático.

En ese marco, admitieron que, por falta de transparencia, los algoritmos de los motores de búsqueda pueden afectar la libertad y resaltó el creciente uso de herramientas de tecnología informática y de sistemas que podrían incluirse dentro de la categoría "Inteligencia Artificial" (IA).

Para el magistrado, la libertad de expresión comprende el derecho de transmitir ideas, hechos y opiniones a través de internet y los motores de búsqueda, herramienta que se ha convertido en un gran foro público por las facilidades que brinda para acceder a información.

 

 

 

La Corte evaluó que Denegri es una persona pública que cobró notoriedad en esa época, y se expuso voluntariamente a los programas de televisión que transmitían un caso que tuvo "gran interés público en la sociedad".

En respuesta a esta decisión, Denegri sostuvo que "solo" pidió "que se desvincularan esos videos de peleas e insultos entre menores de edad de esos programas de los años 90 buscando con mi nombre".

Y remarcó que ella "jamás, como periodista, iría contra la libertad de expresión, ni pedía que nada se borrara", sino que solicitaba que "se desvincularan esos videos de peleas e insultos entre menores de edad de esos programas de los años 90 buscando con mi nombre pero que como dijo la sentencia de la Cámara que hoy revocaron no se iban ni siquiera a borrar".

 


"Esos videos nada tienen de informativo ni de interés cultural, sino que fomentan la violencia de género y la estigmatización de la mujer", enfatizó a esta agencia.

"Ya la pena natural del avasallamiento de mi honor que padezco hace años fui por dejar de padecerlo", apuntó la periodista y aseguró que este fallo no respeta los derechos del niño y que:  "Tampoco resguardaron a mis hijos menores de edad".

Antes del fallo, Denegri había tuiteado:  "Me reservo el derecho de acudir ante organismos internacionales".

 

 

 


Y por esa vía criticó a la Corte Suprema: "Es una pena ser nuevamente revictimizada y que los medios conocieran la sentencia antes que yo misma. Nuevamente volvieron a pisotear mi nombre, mi imagen y mi familia. Evidentemente es una Corte a la que no les importan las personas, solo las Corporaciones".

 

 

Ver comentarios