De boxeador, a estrella de la televisión, y finalmente volviendo a sus raíces como albañil, Fabio la “Mole” Moli no para de reinventarse. Luego de no poder alcanzar su máximo sueño como pugilista, y haber tenido un fugaz paso por los medios, a los 51 años se dedica al trabajo de albañilería con su familia y la rompe en Tik Tok.

Fue campeón argentino y sudamericano de boxeo -en la categoría pesado-, y su figura tomó mayor popularidad al participar de la edición 2010 de Bailando por un sueño y también del Cantando 2012, resultando en ambos realitys como ganador, siendo un efímero consentido de Marcelo Tinelli.

 

“Al principio no quería ir, pero al final terminé yendo y gané. Para mí, fue como un laburo más, como cualquier otro. Fue como trabajar en la construcción: yo sabía que tenía que bailar para cumplirle un sueño a un merendero de Bell Ville”, señaló Moli, nacido en Villa María del Rosario, Córdoba.

Además, reveló que tratar con Tinelli fue como tratar con el patrón que tengo hoy día en la construcción. Soy como soy, hago lo que quiero, nadie me dijo lo que tenía que decir. Yo hacía y decía lo que pensaba en ese momento. Y gané el Bailando y el Cantando, nadie me compraba, yo hacía lo que sentía”, contó meses atrás sobre su experiencia en uno de los programas más vistos de la televisión argentina.

Si hay una meta soñada que no pudo alcanzar fue ganar un campeonato mundial como boxeador, deporte en el que se desempeñó entre 2003 y 2013, alcanzando el título de campeón argentino y sudamericano: "Me faltó un título del mundo para haberme consagrando grande. Es un sueño que tuve de chiquito. Siempre quise ser campeón argentino y sudamericano. Lo demás no lo tenía ni pensado, ni registrado, no lo había soñado en mi vida", reconoció en una entrevista.

En su momento, el ex boxeador habló también sobre el combate con el ucraniano Wladimir Klitschko y recordó que cuando partió para Alemania "hubo una caravana de 50 cuadras" y que al regresar, con la derrota, "estaba 'La Negra' sola esperándome".

La Mole aseguró que nunca imaginó que perdería “así”. En ese momento, fue acusado de haberse “tirado” para cobrar, aunque reconoce que nunca le hizo caso a ese tipo de comentarios.  

Actualmente, la Mole se dedica a su viejo oficio: la albañilería, y comparte su trabajo diario a través de las redes sociales, especialmente Tik Tok. "Antes de empezar con el boxeo mi profesión era la de albañil. Y hoy en día estoy trabajando de vuelta en la construcción porque la verdad que con el tema del virus que no había presencias, no había teatro ni nada, me tuve que poner a laburar de nuevo", aseguró el pugilista en diálogo con Radio República (FM 95.5). Y contó que ejerce el oficio con su hijo y su yerno: “Estoy tranquilo y feliz", aseguró.

Ver comentarios