La industria de la pornografía suele ser un atractivo espacio de estabilidad económica y el puente a una exposición pública para muchos jóvenes y mayores, que ingresan en un mundo lleno de prejuicios. "Al principio digo que soy masajista y quiropráctica. Y si tenemos confianza, les digo que aparte hago porno”, describió la actriz argentina de cine para adultos, 'Stefy Quinn', para una entrevista televisiva en el que relató su fanatismo por hacer contenido XXX.

Oriunda de José C. Paz, a sus 27 años de edad lleva una vida ligada a la producción de material de alto contenido erótico en Only Fans y promocionándolo en sus redes sociales. Este camino en la industria para adultos no lo transita solitariamente, sino que lo hace junto con su marido, quien la aconseja para mejorar diversas poses sexuales y la acompaña a las grabaciones. "Tenemos un vínculo con él bastante libre", agregó Quinn, a quien lo conoce desde los 16 años.

 

 

La joven actriz porno busca romper con el prejuicio de las personas (Twitter)



Al momento de contarle a su pareja la iniciativa de ingresar en el mundo de la pornografía, la actriz comentó que iniciaron "negociaciones", donde le pidió una opinión al respecto y que su respuesta fue más que positiva. "Le encanta verme hacer lo que hago y no existen celos, nunca me hizo problema por nada", reafirmando el vínculo de confianza que los liga desde hace nueve años de manera ininterrumpida.

 

 

 


La respuesta viene a colación de los prejuicios que existen en las personas que realizan este tipo de contenido para adultos. La joven actriz contó que "de casualidad" ingresó en el mundo de la pornografía por medio del dueño del lugar privado de masajes en el cual trabajaba, quien además resultó ser director de peliculas XXX. Allí nació su nombre artístico como "Quinn", en honor al personaje de DC comics "Harley Quinn", con quien se siente identificada.

 



"Al principio no quería tener tanta difusión o que la gente sepa lo que yo hacía", contó 'Stefy Quinn' de sus inicios, por lo que pidió una exclusividad de usar "unas máscaras de gatúbela" para mantener el anonimato y evitar el prejuicio de las personas: "la gente va a pensar mal de mi". Pasó el tiempo y hoy en día es una reconocida persona dentro de la industria, siendo una de las más googleadas en los sitios pornográficos.

Sin embargo, hoy en día no sólo se desempeña en el contenido erótico, sino que también realiza trabajos como costurera de su propio taller de ropa y en la parte de la quiropraxia. A partir de este punto describió sus múltiples facetas laborales por si el dia de mañana no continua en la industria de la pornografia.

 

 



"'Stefy Quinn' tiene fecha de caducidad. Pero yo tengo otros oficios y tengo para donde ir", en respuesta a las críticas de las personas que reciben tanto ella como sus colega, al ser juzgadas por pensar que "tiene que hacer eso para comer porque no sabe hacer otra cosa”.



 

La exposición en las redes sociales con críticas positivas y negativas

 

 

 

'Stefy Quinn' promociona su contenido para adultos en sus redes sociales (@stefyquinn, en Twitter; @marthaque3n, en Instagram) y es parte de la plataforma del momento, Only Fans, con más de 200 posteos y recibiendo ingresos en dólares. "El extranjero paga, no tiene problema", dijo la joven actriz, quien aseguró que en Argentina existe la cultura de "no pagar" ya que se puede conseguir el contenido de manera gratuita.

Sin embargo, la exposición en las redes sociales suele ser un arma de doble filo. "Siempre está el mala onda que me dice que todo lo que digo o hago está mal" relató Quinn, describiendo que son actitudes de personas que "descargan su infelicidad en otra persona". Vale mencionar que durante su etapa escolar sufrió bullying por su aspecto físico: "me decían que era gorda y me molestaban por estudiar".

No sólo recibió bullyng durante su adolescencia, sino que tabien fue victima del acoso callejero, por lo que también incursionó en las disciplinas del taekwondo y actualmente practica Jiu Jitsu para defensa personal. "Eso es algo que lo detesto mucho", en relación al asedio recibido.

 

 

 



A partir de la exposición recibida por su contenido erótico, sostuvo que sus padres y familiares están al tanto de su trabajo y que la relación es buena, pero ratificó que no hablan "mucho del tema" y que se encuentran "al margen" del trabajo realizado.

Aún así, continúa llevando una vida normal a pesar de la exposición, y por el momento cuenta sobre su oficio en la industria de la pornografía "dependiendo de quién pregunte" y la confianza con la persona. En concreto, Stefy Quinn sintetizó sus ganas de pertenecer al mundo del contenido XXX en pocas palabras: "Elijo ser actriz porno, porque es lo que me hace bien. No soy prostituta, yo soy puta. Quería la experiencia y la diversión".
 

Ver comentarios