Las 35 personas que estaban imputadas en la causa por la caída de un avión de la compañía Austral en el año 1997, que dejó como saldo 74 muertos, fueron absueltas. Así lo resolvió este jueves de manera unánime el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOCF) número 5, integrado por los jueces José Martínez Sobrino, Daniel Obligado y Adriana Palliotti.

Entre los imputados por "estrago doloso" se encontraba toda la plana mayor de la compañía Austral y también funcionarios de la Fuerza Aérea y de la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (DNA), que dicta las normas y procedimientos a seguir en los vuelos y supervisa su cumplimiento.

Algunos de ellos fueron absueltos porque "no se acreditó su intervención" en el delito imputado, pese a que la querella había pedido entre 12 y 25 años de prisión para algunos de ellos. Otros, simplemente porque no hubo acusación de parte del fiscal Juan Patricio García Elorrio, quien aludió a la existencia de un margen de duda que impedía hacer caer la presunción de inocencia.

"La novedosa temática, una tragedia aérea con tantas víctimas, nos obligó a tener un plus de dedicación y de concentración porque teníamos que juzgar las responsabilidades de los imputados en un hecho terrible", dijo Martínez Sobrino, presidente del tribunal.

Silvina Rumanchela y Norberto Caputo, los abogados de los familiares de las víctimas, se mostraron sorprendidos por la forma que utilizó el tribunal para absolver a los acusados y dijeron que "no solo está Papá Noel en Comodoro Py, si no que también están los tres jueces magos", haciendo alusión a una frase reciente de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner al conocerse algunas decisiones de ese fuero.

Cómo ocurrió el accidente

El accidente ocurrió el 10 de octubre de 1997, cuando el avión McDonnell Douglas DC-9-32 con matrícula argentina LV-WEG, que se dirigía desde Posadas a Buenos Aires, se precipitó a tierra en la estancia Nuevo Berlín, zona rural cercana a la ciudad uruguaya de Fray Bentos. Hubo 74 muertos.

Según las pericias, hubo una falla originada por el congelamiento del sistema de tubo de Pitot (sensor que determina la ubicación y altitud) y los sistemas de la nave no emitieron el alerta a tiempo para que la tripulación tomara los recaudos.

Un informe de la Junta Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil de la República Argentina (Jiacc) también apuntó a que los pilotos no estaban suficientemente entrenados y por eso cometieron errores, sin los cuales el accidente podría haberse evitado.

Austral Líneas Aéreas había sido gestionada hasta 1995 por la aerolínea española Iberia, y era gerenciada en ese momento por el Instituto Nacional de Industria (INI) de España.

El juicio recién comenzó en 2019 y desde el accidente hasta la culminación del proceso, cuatro de los acusados fallecieron. Si bien este jueves se dio a conocer el fallo, los fundamentos recién serán divulgados el 25 de marzo del año que viene.