Desde que uno es chico sabe que cada 8 de diciembre es de los tantos feriados que tiene nuestro país, y automáticamente se lo vincula con la conmemoración de la Inmaculada Concepción de María, pero porqué se lo instauró y quién lo hizo son algunos interrogantes que pocos pueden contestar.

Este miércoles 8 de diciembre se recuerda la fecha en que según la tradición católica significa que María fue concebida en el seno de su madre Ana sin el pecado original, fruto de una relación entre Ana y Joaquín, los nombres tradicionales con los cuales se reconoce a los padres de la Virgen, los abuelos maternos de Jesús.

 

La Iglesia católica contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo, y sostiene que Dios preservó a María desde el momento de su concepción del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, quien también es Dios.

Virgen María: ¿Por qué es feriado en Argentina?

A raíz del Día de la Virgen María, suceden dos cosas muy importantes en la Argentina. Por un lado, es la fecha en la que se acostumbra a armar el arbolito de Navidad, y además será feriado en nuestro país y en algunos donde incluso resulta fecha inamovible.

Esta festividad se celebró por primera vez en España en el año 1644, pero fue declarado como día festivo en 1854 por el Papa Pío IX, quien, tras realizar una consulta con el episcopado mundial, confirmó la celebración especial para ese día, y por su parte, en Argentina se proclamó feriado nacional porque es un país católico. En tanto, los próximos, y últimos feriados del año, será el 24 y 31 de diciembre.

 

Pio IX anunció los aspectos principales de este dogma en la basílica de San Pedro, en Roma, y puntualizó: “declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe”.