El nombre de Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano (o simplemente Manuel Belgrano) está ligado a la gesta por la independencia del país. Nació el 3 de junio de 1770 en Buenos Aires, al 430 de la avenida que lleva hoy su nombre, a pocos metros del Convento de Santo Domingo. Ahí descansan sus restos en la actualidad.

La reconstrucción digital del rostro de Belgrano por el artista Ramiro Ghigliazza.

En estas tierras, Belgrano dejó un legado inmenso. Luchó en las Invasiones Inglesas, formó parte de la Primera Junta de Gobierno, creó la Bandera Nacional y combatió frente al Ejército del Norte.

Su formación e ideas

Belgrano era uno de los 11 hijos de María Josefa González Casero y Domingo Belgrano y Peri, comerciante italiano. A sus 16 años, viajó a España para continuar sus estudios en las universidades de Salamanca, Valladolid y Madrid, donde pudo recibirse de abogado. Así, Belgrano se nutrió con las ideas de la Ilustración.

La casa donde vivió Belgrano sobre la avenida que hoy lleva su nombre.

Al mando del Consulado de Comercio

A su regreso en 1794, como Secretario de ese organismo, propone reformas basadas en el desarrollo económico, con fuerte estímulo a la agricultura, la producción industrial, la navegación y el libre comercio. Estaba convencido del valor de la educación y propuso crear escuelas de dibujo técnico, matemáticas y náutica.

Manuel Belgrano dejó escritas sus ideas cuando dirigió el Consulado.

De las milicias a militar

En 1806 obtuvo el grado de capitán honorario de milicias urbanas para luchar en las invasiones inglesas. Luego, recibió el título de sargento mayor del Regimiento de Patricios. Desde 1810, estuvo al frente de las expediciones militares al Paraguay y la Banda Oriental. Dos años después, asumió la jefatura del Ejército del Norte, con el que libró importantes batallas por la independencia del país.

Al mando del Ejército del Norte, Belgrano lidró importantes batallas.

En el nacimiento de la Patria

Fue uno de los principales patriotas en impulsar la Revolución de Mayo, en 1810, que destituyó al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros. También fue vocal de la Primera Junta de Gobierno que lo reemplazó. En 1816, votó en Tucumán por declaración de la independencia nacional que fue reconocida por el mundo muchos años después.

Belgrano, en la Primera Junta que destituyó al virrey Cisneros.

En el periodismo

En 1801, Belgrano ayudó en la publicación del primer periódico de la ciudad de Buenos Aires: el Telégrafo Mercantil, que luego dejó de salir. Más tarde, colaboró en el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio donde explicaba sus innovadoras ideas económicas, aunque este periódico tampoco duró mucho.

El Telégrafo Mercantil, el primer diario de Buenos Aires.

Su dolorosa muerte

Pese a ser un hombre con buen pasar y títulos en su haber, Belgrano murió en la extrema pobreza y el olvido. Aquel 20 de junio de 1820, falleció acompañado de su médico escocés Joseph Redhead (a quien le dejó su reloj de bolsillo con cadena de oro) y algunos familiares. Sólo un diario publicó la noticia en Buenos Aires.

Belgrano murió en la extrema pobreza y en el olvido.

Envía tu mensaje o foto al correo de lectores de   Croniquita:

suplesdomingo@cronica.com.ar.

La edición especial de Croniquita para el cole.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos