Emoción y orgullo. Dos sentimientos que se entrelazan a la perfección a la hora de ver terminado el suplemento Héroes del Pueblo 2017. Una idea que arrancó hace cuatro años, de manera muy humilde, pero con todo el corazón que le pusimos para plasmar la ambiciosa idea de premiar, en un solo día, las mejores historias del año. Hoy podemos decir con orgullo que Héroes tuvo un crecimiento abismal y ya es una marca registrada del diario Crónica.

En esta oportunidad, más de 300 personas se dieron cita en los modernos y renovados estudios de Crónica TV, donde además se grabaron simultáneamente dos programas, en una convergencia perfecta entre ambos medios. La ceremonia tuvo su broche de oro con el homenaje a los 44 héroes del ARA “San Juan”, los tripulantes del submarino que dejaron su vida en el fondo del mar por la desidia de muchos. Uno de los familiares de las víctimas recibió la tapa histórica de Crónica enmarcada y volvió a reclamar justicia ante el aplauso cerrado de todos los presentes.

Nuestros periodistas, algunos jóvenes que dan sus primeros pasos y otros más experimentados, se emocionaron hasta el llanto durante la premiación. Lágrimas verdaderas que llenan de satisfacción, sabiendo que nuestra profesión también se convierte en un puente para difundir las buenas acciones, aquellas que sirven para mejorarles la vida a los otros.

Pero nada de esto sería posible sin ellos, los verdaderos protagonistas. Nuestros héroes, aquellos que hacen un trabajo silencioso y sin pedir nada a cambio. No quieren salir en tapa de las revistas por un escándalo, ni se sacan la foto de turno por un voto como los políticos. La humildad con la que transitan su vida es digna de destacar. Por eso los premiamos y los agasajamos en un día de mucha emoción para todos.

¿Si me preguntan cuál fue la mejor historia del año? La respuesta es todas. Cada una aporta su granito de arena y permite soñar con una sociedad más justa y solidaria.