Su vivienda de la localidad platense de Tolosa es habitual depósito de las colectas de donaciones que impulsa su hijo Pablo Pérez ante diferentes causas. Fue justamente en la cruzada de la organización que integra Pablo, Iniciativa Ciudadana, que Emilce decidió formar parte de la misma, puesto que la conmovió la situación dramática.

Por lo tanto puso manos a la obra y se lo anunció a sus familiares: “Voy a empezar a tejer para esos chicos”. Una afirmación que no fue tomada muy en cuenta por su hijo hasta que se sorprendió al ver a su madre tejer sin parar.

“Empecé a ver cómo día a día tejía cada vez más, ayudada por mis hijas, de 12 y 7 años, que le iban indicando los colores”. “Yo he visto muchísimos niños con frío y esto no es más que un aporte que me alegra realizar pese a mis dificultades visuales”, dice Emilce. A su vez, enfatizó: “Todos podemos hacer algo por el otro”, concluyó