La nave transportando los micro satélites bautizados por Musk como Tintin A y B (formalmente conocidos como Microsat-2a y Microsat-2b) despegó de la base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California, Estados Unidos.

El Falcon 9 también llevó al espacio el satélite español Paz, que debía despegar el fin de semana pasado, pero su lanzamiento se fue postergando hasta que este jueves se concretó.

A menos de dos horas del despegue, Musk informó en su cuenta de Twitter las primeras transmisiones.

 

Además, dijo que Tintin A y B "intentarán emitir un 'hello world' (hola mundo) al cabo de unas 22 horas cuando pasen cerca de Los Ángeles".


Space X quiere crear una constelación de casi 12.000 de estas maquinas que orbitarán en forma sincronizada sobre la Tierra, dando conectividad a los receptores de antena en la superficie del planeta.


Un conjunto de 4.425 satélites se ubicarán a unas 1.125 kilómetros de altura, mientras que otros 7.518 se ubicarán a unos 321 kilómetros y operarán en una frecuencia de radio diferente, si avanza el plan anunciado en 2015 por Musk.

Así, la flota masiva de naves estaría constantemente en movimiento alrededor del planeta y supuestamente sería capaz de proporcionar cobertura a prácticamente cualquier punto de la Tierra en todo momento.