Google presentó una aplicación de seguridad familiar, "Family Link", pensada para que los padres puedan monitorear a distancia los celulares y tablets usadas por niños menores de 13 años, con la posibilidad de administrar funciones centrales como filtros de búsqueda y cantidad de horas de uso de los dispositivos y que estará disponible desde hoy en la Argentina, Brasil, Chile y México.

La app, que ya se encuentra activa en países anglosajones, llegó a Latinoamérica con el fin de que los padres puedan "acompañar a sus hijos en la medida en que se abren camino en el mundo digital" a edades tempranas, resaltó la empresa durante una presentación.

¿Cómo funciona?

Sin embargo, desde la empresa remarcaron que la aplicación no sirve para controlar los contenidos que los chicos reciben a través de desarrollos ajenos a Google, como pueden ser WhatsApp o Instagram, ya que el adulto sabrá cuánto las usa el niño pero no para qué. 

Por esa razón, destacaron que no se trata de una aplicación de control total sino de una oportunidad para reflexionar sobre el uso de lo digital en la niñez. 

Los padres podrán instalar la app en dispositivos con sistemas operativos Android 7 o superior y, en poco tiempo, en los que tengan el iOS de Apple, pero Google aclaró que los celulares de los chicos deberán estar equipados exclusivamente con Android.. 

"Que usen este sistema operativo es la única manera en que podemos asegurarnos que todas las funciones del teléfono están bajo control", agregó Zaffaroni a través de una videoconferencia que unió Estados Unidos con las oficinas porteñas de Google.

 Todo el ecosistema "Family Link" soporta hasta seis integrantes por grupo familiar, permitiendo que uno o dos adultos supervisen -dependiendo el caso- a cinco o cuatro niños. 

Una vez que se completa la instalación, deberán crear una cuenta de Google especial para chicos menores de 13 años que tiene "términos y condiciones" especiales de consentimiento que los adultos deben aceptar.