Un cazador furtivo fue detenido en la India tras seis años de intensa búsqueda por parte de la policía de ese país asiático.

El sujeto se hizo conocido tras una investigación del departamento de protección de la Fauna y Flora, que en 2013 descubrió que a varios animales de esa especie en Madhya Pradesh, le faltaban los genitales.

Según el diarios Times, el hombre detenido el último sábado, pertenece a una comunidad que cree que comer penes de oso prezoso tiene virtudes curativas, especialmente contra la impotencia sexual.

Otros en cambio afirman que el sospechoso hacía negocio y vendía vesículas biliares, a empresarios del continente asiático.

Además, es sospechoso de estar relacionado con la muerte de una tigresa que desapareció en 2012 en la reserva de Pench.

En ese caso, un año después la piel del felino apareció en Nepal.  India alberga a más del 75% de la población mundial de tigres.

Ver más productos

María de Jesús Buen Pastor, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beata María de Jesús Buen Pastor

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos