En medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, un lobo marino se subió a un auto en la Banquina de Pescadores, uno de los principales centros turísticos de Mar del Plata. El episodio, que quedó registrado en diversas fotos y videos, se volvió viral de forma inmediata.

En las imágenes, que fueron capturadas el pasado miércoles por la mañana, se puede observar el momento justo en que el enorme animal se trepa a un rodado que estaba frenado en la calle.

 

Según trascendió, el vehículo pertenece a la Cooperativa Marplatense de Pesca e Industrialización Pesquera. 

Juan Pablo Isacch, investigador principal del Conicet, sostuvo que: "El proceso de sentido común marca que cuando se guarda el hombre, el cual muchas veces es percibido como un depredador o algo malo, los animales tienden a encontrar espacios que no tenían permitido porque antes estaban ocupados por actividades que les podían resultar hostiles".

Las fotografías del lobo marino recorrieron las redes sociales.

En ese sentido, el profesional señaló que el fenómeno demuestra que "muchos animales tienen restringido su hábitat". Y concluyó: "Sería interesante que cuando volvamos a salir de nuestras casas estas especies no vuelvan a recluirse a lugares mínimos y marginales y se logre alguna convivencia".

Ver comentarios