Es verdad que todo sale un poco más caro en el aeropuerto, pero $1.800 dólares por medio sándwich de Subway no se ve todos los días. Aun así, eso fue lo que una joven viajera australiana tuvo que pagar cuando regresó a su país después de unas relajantes vacaciones.

La usuaria de TikTok Jessica Lee compartió la surreal experiencia que le tocó pasar en un video, donde señaló que estas son "cosas del gobierno australiano". La joven comenzó su video mostrándole al gobierno dos dedos medios antes de explicar lo que sucedió: "Básicamente, acabo de pagar AU$2664 por mi Subway desde Singapur".

Lee regresaba de unas vacaciones idílicas en Grecia, pero su aterrizaje en Australia el 1 de julio le devolvió todo el estrés que dejó en las costas mediterráneas. Ella y su pareja habían volado más de 12,000 kilómetros en un lapso de 24 horas. Con el cerebro nublado y "extremadamente hambrienta", Lee le contó al Washington Post que la escala en Singapur se convirtió en una gracia salvadora, ya que pudo comer.

Después de esperar un largo tiempo en la fila, Lee pudo disfrutar de la mitad de un sándwich largo de la cadena de comida rápida antes de su vuelo. "Les pregunté [a los representantes de la aerolínea] antes de subirme a mi vuelo de conexión si podía llevarlo en el avión, y me dijeron que estaba bien", aseguró la joven a la publicación estadounidense.

Contenta de estar a pocas horas de su hogar, Lee se olvidó del sándwich a medio comer que había quedado en su bolso junto a unos chocolates hasta que aterrizaron en Perth y los agentes del aeropuerto revisaron su bolso. Fue allí que todo se salió de control.

 

@_jessicaleeee Australian government tings ���� starting that OF back up again to SURVIVE the next few months #fyp #australia #subway #boujee ♬ original sound - Jessica Lee

 

 

Después de cruzar la aduana, las autoridades le informaron que no había declarado el pollo y la lechuga en su sándwich. Jessica pensó que el formulario de declaración entregado durante el vuelo era para equipaje de mano y las valijas. No marcó las opciones de "pollo" y "lechuga". "Cuando el oficial nos miró y dijo: 'Sí, esto va a costar cerca de tres mil', comencé a llorar y llorar", dijo Lee.

Más específicamente, la joven se vio obligada a pagar $2,664 dólares australianos, el equivalente a $1,844 dólares o $233,000 pesos argentinos por los dos ingredientes en su sándwich a medio comer que olvidó declarar. El error significó una violación de la Ley de Bioseguridad de Australia, una ley diseñada para evitar que plagas y enfermedades ingresen al país que Australia se toma más que en serio.

Esa noche, el desfase de horario y el estrés por la multa armaron un cocktail de insomnio que llevó a Lee a hacer el ya viral video de TikTok detallando su experiencia "con la esperanza de que no le pase a nadie más". "Eso es un pequeño y agradable AU $2664 que se pagará en unos días... Renuncié a mi trabajo antes de este viaje... ¡Tengo que pagar el alquiler!", lamentó una angustiada Jessica, quien retrató una actitud de "pase lo que pase, qué puedo hacer" hacia el final del video.

 

El favor de Subway con la chica que tuvo que pagar $230 mil pesos por medio sandwich

 

La cadena de comida rápida tuvo un amable gesto con la joven australiana,

 

Como si no tuviera suficiente en su plato, Lee se levantó a la mañana siguiente con más de 1 millón de visitas en su video de TikTok. En cuestión de días, su cara estaba en los portales de noticias del país, con su historia causando sorpresa e indignación en cientos de miles de internautas: "Definitivamente creo que podrías disputar esto. He viajado tantas veces con comida para consumo personal en el avión", dijo un usuario de TikTok.

Jessica dijo en un descargo de responsabilidad que sabía que había sido su error. "Tomo posesión. Estoy pagando la multa. Solo fue un video emotivo", agregó. Cuando otro internauta preocupado señaló que otros visitantes internacionales reciben una advertencia en la seguridad fronteriza por traer bolsas de "pescado, nueces y semillas", Jessica explicó que había una barrera del idioma en juego. "Me dijeron que era porque hay una barrera de idioma entre ellos, pero como hablo un inglés perfecto, puedo obtener la multa".

 

La historia de la multa se volvió viral y llegó a las noticias internacionales.

 

Pero el costoso error también vino con un resquicio de esperanza. La cuenta de TikTok de Domino's Pizza etiquetó a Subway en el video y le dijo a la compañía que "la ayudara". Minutos después, alguien de la franquicia internacional de sándwiches se acercó a Lee y le dijo que "aunque no podían pagar la multa, les encantaría ayudar". Junto con un cupón por $1,844 dólares estadounidenses en sándwiches, Subway también envió un paquete de golosinas de la marca, que Lee abrió para sus seguidores.

El Departamento de Agricultura y Recursos Hídricos de Australia confirmó que los alimentos y los ingredientes que no han cumplido con sus estándares de bioseguridad son vías comunes y de alto riesgo para estas amenazas. Los viajeros que proporcionen "información falsa o engañosa" a un oficial de bioseguridad pueden recibir una multa de hasta 2664 dólares australianos. Aquellos que violen la ley también pueden ser procesados penalmente con hasta 10 años de prisión.

Ver comentarios