En la actualidad es muy común pedir comida por delivery para mayor comodidad y no salir de las casas. Incluso, esto creció en gran proporción durante la pandemia ya que todos tenían que estar aislados por la cuarentena obligatoria.

Muchas veces, los repartidores pueden confundirse de dirección o hacer un cambio de pedido sin darse cuenta. Así pasó con la cuenta de @rosgnez, la chica que compartió una imagen de su comida que se volvió viral en Twitter

"Se equivocaron de pizza y sólo puedo pensar en la pobre persona esperando una respuesta en su casa", escribió Rosario en un tuit en el que dejaba en claro que una persona había mandado de regalo una pizza a alguien y, dentro de la caja, le preguntaba si quería ser su novio.

La pizza que nunca llegó a destino.

Lamentablemente este regalo nunca le llegó a la persona correcta ya que por equivocación quedó en manos de la tuitera que obtuvo más de 41 mil likes, 700 retuits y muchos comentarios opinando sobre lo que ocurrió. 

"Y si es un mensaje del repartidor?", escribió un seguidor dejando la duda si la propuesta no era para la chica. Otros usuarios comenzaron a criticar por la "pinta" de la pizza: "con esa pizza no conquistaba a nadie, minimo una napolitana tendría que haber sido, así que mejor que no llego, ahora tiene una chance de hacer las cosas bien", fue el comentario de otra persona.

Otra propuesta de amor por delivery

Por lo general las propuestas de casamiento suelen ser muy romanticas y en la que el hombre se arrodilla pidiendole la mano a la mujer. Este caso es muy particular ya que la idea de pedir matrimonio fue muy original.

Miguel y Jimena son parejas hace seis años y con complicidad de la encargada de un bar de Rosario, el hombre le mandó un pedido a su novia en el que escribió: “¿Amor, te querés casar conmigo?”.

La propuesta de casamiento de Miguel a Jimena.
La propuesta de casamiento de Miguel a Jimena.

En septiembre del año pasado, Miguel contó que un jueves por la noche estaba comiendo con sus amigos cuando Jimena había quedado a cargo de sus hijos mellizos. Entonces, "para que no se cocine, le mandé unas quesadillas que pedimos siempre juntos a un bar. Ellos suelen mandar algún mensaje lindo y aproveché para pedirles que le mandaran la propuesta de si se quería casar conmigo”, contó él. La respuesta de la mujer fue un "sí". 

Ver comentarios