Nahir Galarza (23), condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo en 2017 en Entre Ríos, cambió su look en el complejo carcelario que permence alojada. Su nuevo aspecto generó tensión en la Unidad Penal N° 6 de Mujeres, en Paraná. Derivó en un allanamiento en su celda y una posterior denuncia de su abogada, Raquel Hermida Leyenda.

SEl jueves pasado Nahir pidió permiso para que su mamá (en horario de visita) le corte el pelo y le haga color, contó la letrada en las últimas horas.

La abogada denunció que, cuando los guardias la vieron distinta, comenzó una Spersecución contra su defendida por parte de los agentes penitenciarios, quenes al parecer supusieron que la joven de 23 años planeaba fugarse.

SAllanaron su celda, levantaron el techo y le pusieron una custodia de tres oficiales armados para cruzar a estudiar su licenciatura en Psicología, sostuvo la letrada en diálogo con TN.

La profesional aseguró que SNahir no quiere fugarse, sólo sueña con un nuevo juicio que condene a su padre.

Mirá la nota completa para enterarte de todos los detalles

Ver comentarios