Aunque el calendario indique que Racing se encuentra de vacaciones, Eduardo Coudet trabaja arduamente. Considerando que el receso es más corto que lo habitual y que hace tiempo no vive en Argentina (su última excursión fue en México), el Chacho observa -mediante videos- el plantel con que dispone, tratando de hacer un balance final antes del inicio de la pretemporada, que será del 5 al 15 de enero, en Uruguay.

Esto se debe a que el entrenador no sólo quiere conocer los puestos en los que observa falencias para pedir refuerzos, sino que también pretende notificarles -cuanto antes- a los futbolistas que no estarán en consideración en 2018. En ese sentido, la intención pasa por colocar en otros clubes a Sergio Vittor, Nicolás Oroz, Federico Vismara, Ricardo Noir y Juan Patiño.

Además, existen algunos asteriscos en otros dirigidos, como Gastón Gómez y César Meli, que también podrían emigrar. A la hora de hacer un detalle minucioso, es necesario remarcar que el caso más llamativo es el del Chino Vittor, quien tuvo mucha consideración en Diego Cocca, pero no es del agrado de Coudet.

El resto (Oroz, Vismara, Noir y Patiño) ya había perdido terreno y el cambio de DT tampoco lo favorecería. En tanto, distinta es la situación de Gómez y Meli. ¿Qué ocurrirá con ellos? Si Chila es suplente de Juan Musso, se quedará; si es tercer arquero (por detrás de Javier García), buscará club. El mediocampista, en tanto, cambiará de aire si llega una cara nueva en su posición.

López y Sigali no llegarán

En las charlas previas a la asunción, Coudet le notificó a la dirigencia que pretendía refuerzos de jerarquía. Y si bien los primeros nombres que trascendieron generaban expectativas en el mundo académico, los desenlaces tuvieron una tendencia negativa: Lisandro López y Leonardo Sigali, defensores centrales que enamoran al Chacho, notificaron que no está en sus planes arribar en Avellaneda.

En los primeros días del mercado de pases, el entrenador apuntó a potenciar la defensa, línea que expuso serios déficits a lo largo del semestre.

Pero -al parecer- tendrá que apuntar hacia otro lado. ¿Qué ocurrió? El Osito, hombre de Dinamo Zagreb, rechazó la oferta por tres años que le hicieron Víctor Blanco y Diego Milito (mánager); Licha, en tanto, agradeció el llamado pero explicó que seguirá en Benfica o vestirá los colores de Boca.