Resulta que el boxeador ex campeón del mundo fue deportado cuando aterrizó en el aeropuerto de Santiago por no cumplir con las leyes migratorias por tener condenas en su país de origen. La Policía de Investigaciones de Chile le prohibió el ingreso a ese país por no cumplir con la ”Ley de Extranjería” por una violación ocurrida en Indianápolis en 1991 por la cual pasó tres años en prisión.

Además, en 1999 fue sentenciado a un año y multado por un incidente de tránsito: se peleó con dos motociclistas y estuvo nueve meses en prisión. Y en 2007 lo condenaron por posesión de cocaína y manejo bajo la influencia de narcóticos, pasó 24 horas en la cárcel, le dieron tres años de libertad condicional y se internó en un centro de rehabilitación.

A la distancia, en Dubai, Maradona se solidarizó con él con un duro mensaje para agregar un nuevo capítulo a la rivalidad entre chilenos y argentinos que sigue latente. “Qué vergüenza no dejar entrar a mi amigo Tyson a Chile. Por problemas que podemos tener todos. Cuando ellos traidores vendieron a los chicos en Malvinas.. y ¡ Pinochet fue un genocida!”, escribió el ex futbolista argentino acompañando una foto con el púgil, quien visitó a Diego en su programa “La noche del 10”, en 2005, en donde se hicieron grandes amigos.