Bronca. Tanto en su rostro como a la hora de hablar fue lo que mostró Kevin Benavides tras una muy dura etapa y en la que, acusa, hubo un error en el roadbook. “La segunda parte del roadbook estaba mal, nos perdimos e hicimos más de 40 kilómetros de más, fue cualquier cosa. No sé si la organización tomará alguna decisión al respecto, porque nos perdimos diez pilotos de los que vamos adelante y, creo, sabemos navegar, no es que somos tontos. Todos cometimos el mismo error, algo estaba mal”, espetó el salteño, visiblemente molesto.

El error aparece a los 3 kilómetros. El roadbook decía que había que seguir un río, que se empezó a desviar y pensábamos que era así. Pero el próximo waypoint estaba a más de 20 kilómetros y no se encontraba, tuvimos que volver”, agregó. Y pidió que la organización se haga cargo del error: “Si está mal hecha la hoja, tienen que reconocer que hubo un error y salvar la situación de alguna manera”.

Duro de roer
El español Joan Barreda Bort, lesionado en una mano y en una pierna,  es otro de los que padecieron la Especial: “En la primer parte tuve una caída y perdí el conocimiento durante unos minutos, pero me pude recuperar. En la segunda parte, decidí salir a terminar y me perdí junto con un grupo grande, por lo que se me hizo muy difícil terminar. Estoy muy mermado en lo físico y sufriendo bastante arriba de la moto”.

Casi se rinde
Martín Duplessis llegó 43° y vivió, como casi todos en motos, una etapa muy complicada: “Fue un día complicado. Veníamos bien hasta que en el kilómetro 25 se me cortó la cadena de la moto y estuve más de dos horas y media tirado en el lugar hasta que lo pude arreglar. En un momento pensé que se me terminaba el Dakar y pude continuar, por eso estoy feliz por haber podido completar la etapa”.