Los vándalos volvieron a sacudir a un club de fútbol. Mientras el plantel que entrena Ignacio González ultima los detalles para la reanudación del torneo, All Boys tuvo que lamentar un hecho de vandalismo ocurrido en la madrugada del lunes: un grupo de delincuentes forzó el portón de ingreso a la oficina de socios y dentro del lugar, además de apoderarse de diferentes objetos de valor y de dinero en efectivo, causaron serios destrozos. Lamentable.

La mala noticia fue advertida por los empleados del club, al momento de presentarse en sus puestos de trabajo. De acuerdo a las primeras pericias, del lugar sustrajeron un televisor LED y objetos que eran de uso cotidiano, además de destrozar computadoras y monitores. Además, Crónica pudo averiguar que también se apoderaron de una suma cercana a los 15 mil pesos, aunque el arqueo de caja todavía no se había llevado a cabo para conocer la cifra con exactitud.

Diferentes versiones indicaron que el hecho se trató de un robo al voleo, sin embargo no se descarta que los inadaptados conocían el lugar. Rápidamente los dirigentes radicaron la denuncia correspondiente, con el fin de dar con los responsables, y luego se informó que hasta nuevo aviso la oficina de socios permanecerá cerrada.

Esta noticia es un baldazo de agua fría para los socios de All Boys, ya que el club se encuentra con serias dificultades económicas y se hará difícil reponerse de este robo.Por estos motivos, es que no vinieron refuerzos para la segunda mitad del torneo del Nacional B. Sin embargo, sus hinchas no bajan los brazos y ayudan al club de sus amores en todo momento.