Néstor Ortigoza se convirtió en refuerzo de Rosario Central por los próximos 18 meses. Luego de pasar sin inconvenientes la revisión médica de rutina, admitió estar “ilusionado con hacer un buen torneo”.

El jugador no logró acordar su retorno a San Lorenzo, club con el cual fue campeón de la Copa Libertadores, regresa así al fútbol argentino luego de jugar durante seis meses en Olimpia de Paraguay, con muy poca participación.

"Al principio estaba medio 'cagado'. Pero ahora contento y relajado porque pasé la revisión médica. Estoy listo para empezar a pretemporada. Jugar en Central es un desafío importante", aseguró Ortigoza.

"Hacía rato que Central me buscaba. En San Lorenzo logré una muy buena relación con (Mauro) Cetto (manager del club rosarino). Y eso fue clave para que volviera al fútbol argentino", agregó.

Ortigoza, de 33 años, rescindió su vínculo con Olimpia y pero Matías Lammens, presidente del club de Boedo, sostuvo que "en la posición de Néstor hay muchos futbolistas".  

Finalmente, el mediocampista consideró "mi paso por el fútbol paraguayo lo califico con un 6. No hice pretemporada y el equipo tuvo altibajos, pero no estuvo mal. Tras mi partida de San Lorenzo necesitaba salir del país. No me sentía bien para jugar en Argentina. Pero ya pasó. Está todo bien con la dirigencia del Ciclón, tuvimos una charla y quedó todo claro. Es un club al que quiero mucho, donde pasé grandes momentos".