E l gran impacto del coronavirus en la industria del juego y del turismo en todo el mundo es de los más evidentes. Mientras las restricciones están haciendo verdaderos estragos económicos en los casinos presenciales, los casinos en línea están registrando ganancias inesperadas. El formato digital de apuestas está registrando un aumento impresionante en el número de clientes gracias a la comodidad que ofrece apostar sin salir de casa. Algunos expertos indican que la pandemia puede ser una oportunidad para que muchos mercados del juego viren bruscamente hacia los casinos en línea, para tratar de estabilizar las pérdidas en medio de la crisis mundial. Por ejemplo, Jason Ader, ex miembro del directorio de Las Vegas Sand (uno de los hoteles-casinos más famosos), explicó a un medio especializado que los operadores de casinos están en el momento justo para repensar sus políticas y mirar seriamente al juego en línea.