Luego de que la Cámara de Diputados aprobara por unanimidad la ley Brisa, que supone una reparación económica mensual para los hijos de aquellas mujeres víctimas de femicidio, la presidenta de la Asociación civil La Casa del Encuentro, Ada Rico, aseguró en diálogo con Crónica que, a pesar de ser un "gran paso" para la sociedad, la lucha debe continuar.

"Desde La Casa del Encuentro estamos muy contentos por aprobación de la ley, cuya problemática la estamos trabajando desde el año 2009", señaló Rico, una de las impulsoras de la normativa. La ley que lleva su nombre en referencia al caso de Brisa Barrionuevo, una niña de tres años cuya mamá fue asesinada a golpes el 20 de diciembre de 2014 por su ex pareja- había sido aprobada el año pasado por el Senado y el miércoles por la noche finalmente llegó a la Cámara Baja, donde fue aprobada sin mayores trabas.

"La reparación económica empieza a regir desde el procesamiento del femicida y será equivalente a un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles, y estará destinada a personas menores de 21 años o con discapacidad sin límite de edad, siendo retroactiva al momento de la comisión del crimen, aunque el asesinato se hubiera cometido con anterioridad a la sanción de la norma", explicó Rico.

Y agregó: "Cuando se trate de un niño, quien cobrará el subsidio será la persona que esté a cargo, pero esta no debe estar involucrada en el femicidio". Lo cierto es que, en la actualidad, existen cerca de tres mil niños cuyas madres fueron asesinadas y que, por ende, serán alcanzados por la medida que busca contenerlos, al menos desde lo económico y más allá del drama familiar que vivieron.

Además, reivindicó el gran esfuerzo de las mujeres argentinas en los últimos años: "En esta última etapa, en tema género, las mujeres argentinas somos pioneras en la región. Colaboramos en muchísimas leyes como la Ley de Identidad de Género, la del Matrimonio Igualitario, la Ley del Aborto legal, entre otras".

Por último, manifestó que desde la Casa del Encuentro seguirán con la lucha: "Se aprobó la ley, es cierto, pero nuestra tarea termina cuando se reglamente", concluyó.