Organizaciones políticas y sociales cortaron este martes el Puente Pueyrredón para recordar a los militantes populares Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a 16 años de su asesinato a manos de la policía bonaerense durante una protesta de desocupados frente a la estación Avellaneda, que dejó decenas de heridos con balas de plomo y centenares de detenidos. Además, reclamaron que la Justicia avance sobre los responsables políticos del crimen. 

En el acto realizado en el Puente Pueyrredón, el padre de una de las víctimas, Santillán, manifestó: "Hay una parte importante de la sociedad que nos acompaña y pide justicia como nosotros. Son 16 años y nada. Ningún político fue llamado a declarar". 

"Son 16 años y nada. Ningún político fue llamado a declarar"

"Apuntamos a los políticos desde el mismo momento que  asesinaron a Darío y Maxi. Parece que cuando se trata de política  la Justicia no hace nada", manifestó.

Agregó que la importante concentración de personas que se presentaron en el acto significó una "demostración clara de que no se va a aflojar en el pedido de justicia" y expresó: "Conseguimos la condena perpetua para los asesinos gracias a nuestros abogados. Hace 16 años venimos señalando responsabilidades políticas y la Justicia sigue mirando para otro lado" . 

 

Este año, se sumará a la actividad un "pañuelazo" en favor de la legalización del aborto, que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y será debatido en el Senado.

Las actividades que recuerdan un nuevo aniversario de los crímenes comenzaron en la noche del 24, con una jornada cultural en el interior de la estación y una radio abierta.

Luego, los manifestantes intentaron realizar una marcha de antorchas hacia el puente Pueyrredón pero, según informaron los organizadores, un cordón policial impidió que se concretara.

El 26 de junio de 2002 Kosteki -de 25 años- y Santillán -de 21 años-, ambos militantes de la Coordinadora Aníbal Verón, estaban cortando el Puente Pueyrredón, en una jornada de protesta en reclamo de planes sociales.

Ambos militantes fueron asesinados por el comisario a cargo del operativo de represión, Alberto Franchiotti, y por el cabo Alejandro Acosta en el hall de la estación ferroviaria, en imágenes que pudieron se registradas por el reportero gráfico José "Pepe" Mateos

Se supo después que Maximiliano estaba socorriendo a Darío, ya caído en el suelo, cuando Franchiotti le disparó por la espalda.

"Sobrepasaron la línea policial colocándose delante de la misma y dispararon sus escopetas con la finalidad de dar muerte a los manifestantes, que corrían dándoles las espaldas, obrando así (Fanchiotti y su chofer, Acosta) sin riesgo y sobre seguro", explicó en 2006 el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 de Lomas de Zamora, al condenar a prisión perpetua a los dos coautores de las muertes de Kosteki y Santillán.

La dirigente del Frente Popular Darío Santillán, Dina Sánchez indicó que Alberto Santillán y referentes de organismos de derechos humanos continúan reclamando por los responsables políticos de la llamada "Masacre de Avellaneda".

En la causa, que lleva el juez federal Ariel Lijo, piden que declaren Eduardo Duhalde, por entonces presidente de la Nación; el ex gobernador bonaerense, Felipe Solá; el secretario de Seguridad, Juan José Álvarez; el ex jefe de Gabinete bonaerense, Alfredo Atanasoff; Carlos Ruckauf, Luis Genoud y Aníbal Fernández, ex secretario de la Presidencia-, entre otros.

 

 

 

 

Fuente: Télam