El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, advirtió hoy que “se ha desmadrado” la situación de las tomas de las escuelas secundarias porteñas y consideró que se trata de un “procedimiento absolutamente condenable” porque cercena el derecho a estudiar de la “inmensa mayoría” de alumnos que no están de acuerdo con la medida.

Al asegurar que “esta idea de la toma del colegio como una suerte de picnic o campamento no existía” en otras épocas, el funcionario se preguntó: “¿Qué pasa con los papás” que dejan a sus hijos ocupar colegios como si se tratara de “una experiencia formativa?” y recordó que “toda la sociedad financia el sistema educativo” aún aquellos que “no tienen el privilegio” de estudiar.

Tras advertir por que “no están siendo democráticas las decisiones de tomas de colegios” porque “los grupos que las lideran son absolutamente minoritarios”, Avelluto coincidió con el planteo de algunos rectores y propuso que cada día de ocupación “es un ausente y cuando se cumple el número de ausentes permitido, los alumnos pierden la regularidad”.
 

Fuente: DyN