mresano@cronica.com.ar

El sueño y el proyecto de un grupo de amigos parecen quedar truncados con los más de 150.000 pesos que les exigen abonar en concepto del servicio eléctrico. Un monto imposible de afrontar para los integrantes de una cooperativa que lleva adelante un bar temático en el barrio porteño de San Telmo.

Una delicada situación para al menos catorce familias que están en peligro de perder su principal fuente de ingresos. Una factura que ronda los 159.000 pesos llegó, en las últimas semanas, al comercio gastrónomico "Lo de Néstor", situado en Bolívar al 600, en San Telmo.

Al respecto, Leonardo, uno de los catorce miembros de la cooperativa que conduce el bar, señaló a Crónica que "hace siete meses atrás nos dijeron que hubo una falla en el medidor y nos tenían que actualizar la tarifa. Nos cobraban el consumo diario y 90 mil pesos de esa actualización".

No pueden pagar las facturas.


A partir de entonces, las notificaciones y demandas comenzaron a sucederse, como también la advertencia de un inminente cese del servicio.

Por lo tanto, los responsables del comercio acudieron al ENRE el 22 de diciembre pasado y están a la espera de una resolución. Mientras tanto, "logramos que al menos podamos realizar el pago parcial, que es el consumo mensual, sino es imposible. Pero sólo hasta que el ente se expida", aclaró uno de los representantes del establecimiento, quien al mismo tiempo aclaró que "de todas formas se hace una bola que no vamos a poder parar".

Lo de Néstor es un emprendimiento puesto en marcha por siete trabajadores en 2012, constituyendo un bar temático tal como lo refiere su nombre en mención al ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner.

Más allá de ideologías políticas, el proyecto se lanzó "con el sueño de generar puestos de trabajo, del cual vivíamos, sin vínculo político con nadie y que se abastece con los productos y materias primas de otras cooperativas".

A su vez, dejó en claro uno de sus mentores que "frente a esta demanda que recibimos, tomamos la decisión de no despedir a nadie; si no podemos seguir, vamos a cerrar. O nos quedamos todos sin trabajo o no se queda ninguno".

La iniciativa es llevada a cabo por catorce trabajadores, cuyas ganancias no superan los diez mil pesos, por esta razón "algunos tenemos otros trabajos y todos recibimos bolsones de comida por parte de organizaciones sociales", reveló Leonardo, padre de dos niñas.

Situación complicada

En el mencionado lugar porteño se llevan a cabo actividades culturales, y redoblando esfuerzos se ofrecen menúes a muy bajo costo con el objetivo de "no quitarle a nadie la posibilidad de consumir algo en un bar, ya que hoy está muy difícil hacerlo", remarcó el cooperativista.

En el contexto que padecen, desde el seno del bar enfatizan que seguirán sosteniéndose hasta que sus fuerzas lo permitan.

En caso de que la soga apriete aún más y ya no haya posibilidad alguna, uno de los responsables del comercio reconoció que "si no podemos seguir, lo transformaremos en un comedor popular, antes que cerrarlo".

Ver más productos

San Alberto Magno, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Alberto Magno

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos