Un sujeto de 30 años celebró tanto la clasificación de River a la final de la Copa Libertadores ante Boca, que se tomó "unas copas de más", salió a festejar con el automóvil de su esposa comprado hace 10 días y la borrachera lo terminó depositando contra un sector de pilotes del Metrobús de la avenida 9 de Julio.

Fuentes policiales indicaron que el hecho tuvo lugar a las 3 de este miércoloes, cuando el hombre (cuyos datos filiatorios no fueron aportados) oriundo de la localidad bonaerense de Sarandí, salió con el rodado (Ford Fiesta gris) a dar uan vueltas tras el pase a la final del "millonario".

Sin embargo, el sujeto ingirió tantó alcohol que a la altura de una de las estaciones del Metrobús de la avenida 9 de Julio (entre avenida Belgrano y Venezuela), equivocó el carril y terminó incrustado en los pilotos que demarcan la zona donde cruzan los peatones.

La policía de la Ciudad llegó rápidamente junto a una ambulancia del SAME, aunque no fue necesario su traslado a algún nosocomio cercano ya que sólo sufrió escoriaciones. Pero su nivel de alcoholemia marcó 1,44 gramos de etilo en su sangre, es decir, casi tres veces los permitido.

En tanto, los carriles del Metrobús sentido al sur estuvieron cortados por espacio de cinco horas hasta que el rodado (con graves destrozos en su parte delantera) fue sacado del sector.

Ver más productos

San Gregorio Taumaturgo.

La Iglesia recuerda a San Gregorio Taumaturgo

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos