El sector supermercadista calificó de "sorpresivo y audaz" el procedimiento preventivo de crisis (PPDC) que la cadena Carrefour presentó ante el Ministerio de Trabajo, debido a que la firma francesa es la cuarta empleadora del país con alrededor de 20.000 trabajadores.

"Fue una sorpresa, un procedimiento audaz, son el cuarto empleador del país, es una jugada fuerte. En realidad el sector hace dos años que no viene bien", señalaron ayer fuentes. En el sector, dijeron que cadenas como La Anónima, Coto y Walmart lograron "reconvertirse" en los últimos años para hacer viable el negocio, mientras que Carrefour, debido a la gran estructura con la que cuentan, no pudo modificar el rumbo.

Para el presidente de la Cámara de Distribuidores Mayoristas de Alimentos y Bebidas (Cadam), Alberto Guida, Carrefour "usa lo que legalmente puede usar" en alusión al PPDC para "achicar su estructura con el menor costo posible". "Quieren achicar sin pagar los costos que corresponde", advirtió Guida.

El directivo recordó que en 2003 Carrefour compró la cadena Norte y luego -en 2014- absorbió las tiendas de descuento EKI, lo que contribuyó a incrementar de manera considerable su estructura. "Ahora quieren que los errores comerciales los paguen los empleados", lanzó Guida.