Los primeros 1000 días (270 de gestación, 365 del primer año de vida y 365 del segundo) son un período de rápido desarrollo: a medida que el cuerpo y los órganos crecen, se desarrolla el cerebro, el sistema digestivo y el sistema inmune. Teniendo en cuenta esta ventana crítica de oportunidad para construir una vida larga y saludable, las decisiones que tomamos durante este período son determinantes. Pero ante la abundancia de información que tenemos hoy, ¿cómo sabemos cuáles son las decisiones más saludables?

Luicina Troncoso se explaya en el asunto. Docente de la carrera de Puericultura (donde se aborda el desarrollo bio-psico-social de cada niño desde el embarazo), Diplomada en nutrición materno-infantil, Doula y asesora, transmite diferentes diferentes testimonios y consejos sobre lactancia, recetas saludables, consejos para elegir alimentos como también sobre cosmética natural. 

En su blog “Mamá sabe bien” cuenta cómo fue tomando cada decisión sobre otra crianza posible, con otra forma de vivir y comer haciendo hincapié en un embarazo saludable como un cuidado nutritivo del bebé. 

Se pinta una maternidad 'color rosa', pero el puerperio trae mucho caos

Luicina Troncoso
Consejos de crianza para todo tipo de familias

¿Cómo me preparo para el embarazo? ¿Influyen los diferentes tipos de parto? ¿Qué hay que saber sobre lactancia? ¿Puedo amamantar si soy madre no gestante? ¿Cómo y cuándo destetar? ¿Papilla sí o no? ¿Cómo actúo frente a un niño selectivo? ¿Cómo organizo mi cocina? Todas esas preguntas y más, se van resolviendo en el libro “Los primeros 1000 días de tu hijo” que se ha convertido en una guía para muchas mujeres que se encuentran maternando. 

En este libro, Luisina refleja la importancia de la alimentación como clave en esta etapa. Por tal, a partir de una profunda investigación que incluye entrevistas a diversos profesionales y el testimonio de su propia experiencia, explora y registra todos los aspectos en este periodo. 

"Hoy somos menos saludables que nuestros antepasados. Esto se debe en parte, a que a mediados del siglo pasado, la ciencia convención a las personas, de que comer saludable era comer comida relativamente insípida. La industria tomó ese mensaje y nos bombardeó con productos que si bien prometían ser bajos en grasas (el enemigo número uno) estaban llenos de otros aditivos (como azúcar o edulcorantes). La dieta humana, muy por el contrario, está llena de nutrición y sabor. Al ignorar nuestras tradiciones culinarias nos hemos predispuesto al daño genético" menciona insistentemente la autora. 

La crianza de niños
Nuevas formas de crianza para nuestros niños

 Te recomendamos este libro, como también visitar el blog "Mamá sabe bien" donde podés encontrar no sólo consejos sobre crianza, sino testimonios y consultas. Porque la crianza se aprende al criar. Conseguí tu ejemplar en cronishop.com.ar que nosotros te lo llevamos a la puerta de  tu casa.