El procedimiento de inmunización que siguió la jefa de Gobierno alemana, Angela Merkel, disparó las consultas de los especialistas. La canciller mezcló las vacunas contra el coronavirus: este martes recibió una segunda dosis producida por el laboratorio Moderna, después de haberse aplicado la primera de AstraZeneca, el 16 de abril.

"Sí, confirmamos", dijo un vocero del gobierno alemán sobre el proceso seguido por Merkel.

En términos médicos, lo ocurrido se considera como un "esquema de vacunación mixto" ya que usa dos vacunas que son no sólo de laboratorios diferentes sino de tipos distintos. La de Moderna fue diseñada por el sistema de ARN mensajero: lleva el código genético del virus para que el organismo lo reconozca. En cambio, la de AstraZeneca usa la técnica del adenovirus: usa un segundo virus para transportar la partícula en cuestión.

El cambio de una dosis a otra se debió a una cuestión médica: Alemania restringió por un tiempo el uso de la vacuna de AstraZeneca luego de que su uso se asociara a varios casos de trombosis ocurridos en Europa.

El infectólogo y asesor del Gobierno nacional, Tomás Orduna, dijo a la agencia Télam que la combinación de dosis "es muy común en Europa" y que se está trabajando en esa posibilidad hace varios meses. "Aparentemente por las primeras historias sirve la combinación y hasta puede responder finalmente mejor que con una sola vacuna de la misma tecnología", contó.

Por su parte, Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano, afirmó que "se están haciendo varios estudios", por ejemplo en España, y que "es probable que sí termine demostrada la efectividad de la combinación". De todas maneras, pidió "ser respetuosos a que terminen los estudios y que se demuestre la efectividad antes de popularizarlo; esto no está demostrado, hay que ser muy prudente".

En el caso de Alemania, Teijeiro dijo que "ellos están haciendo una evaluación de dos plataformas diferentes porque están viendo que ese tipo de combinaciones pueden ser más efectivas, sobre todo porque la vacuna de AstraZeneca es un poco menos eficaz que las otras".

En tanto, el infectólogo Eduardo López dijo a Télam que "los estudios de intercambiabilidad de vacunas que se están haciendo en el mundo son con Pfizer y Moderna (ARN Mensajero) con las dosis de AstraZeneca, que es vectorial. No hay estudios sobre Sputnik V, las vacunas chinas o la de Johnson & Johnson".

El debate podría ser de aplicación en Argentina, donde si bien se incrementó el ritmo de llegada de las vacunas, las segundas dosis de la vacuna Sputnik V siguen demorándose. 

"Si en el futuro se demuestra que combinar vacunas de adenovirus con las de ARN mensajero cambia mucho el amperímetro y después tenemos los contratos que pudieran llegar con Moderna o con Pfizer, veremos qué se hace", opinó Orduna.

Fuente: Télam