El jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, sostuvo este martes que "los cortes al transporte público no son contra el Gobierno, sino contra la gente”, ratificó que los metrodelegados "no pueden negociar paritarias" y señaló que el accionar de la Policía de la Ciudad tuvo que ver con "acciones de flagrancia", por lo que hubo 16 detenidos, en el marco del plan de lucha del gremio que representa a los trabajadores del subterráneo y Premetro.

En una rueda de prensa que brindó esta tarde en la sede del gobierno porteño, en el barrio de Parque Patricios, Miguel sostuvo enfáticamente que "los cortes al transporte público no son contra el Gobierno, sino contra la gente”, en referencia a la interrupción de las vías del servicio de subterráneos realizadas por los metrodelegados.

El funcionario señaló también que las paritarias ya las negociaron con la UTA (Unión de Transporte Automotor), y se estableció un 15,2 por ciento de incremento salarial, y que por ese motivo el parate en el normal servicio del subte  "es ilegal e irracional".

Según explicó Felipe Miguel, los metrodelegados no pueden negociar paritarias por un fallo reciente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que les retiró la personería jurídica.