Los trabajadores agrupados en los gremios del transporte ratificaron este jueves que el próximo martes no habrá actividad entre las 4 y las 7 de la mañana.

La medida es en reclamo a la negativa de las empresas de pagar el bono de fin de año de 5 mil pesos impulsado por el Gobierno Nacional.

En ese lapso, se realizarán asambleas simultáneas en las ramas del transporte terrestre, marítima y aérea. 

Demandan, además, que se modifiquen las escalas del Impuesto a las Ganancias y aumenten a los jubilados del sector.

Juan Carlos Schmid, titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, adelantó que la medida sólo se levantará si “el Gobierno ofrece una alternativa” a los reclamos del sector.

El lunes, los gremios aeronáuticos ya habían anunciado un paro total de actividades para el lunes próximo que afectará a todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral.

Es en reclamo de mejoras salariales y para protestar por la suspensión de 376 empleados que participaron de una asamblea la semana pasada.