Con el hashtag “Argentina aplaude”, este jueves se viralizó una propuesta en las redes sociales para expresar el agradecimiento de la ciudadanía a todo el personal de la salud. Así fue como minutos de cumplirse las 21, en distintos puntos del país, ya comenzaron a escucharse las palmas y, en algunos casos, acompañados por cacerolas y bocinas.

Desde que comenzaron los casos de contagios en el país, muchas personas trasladaron su lugar de trabajo a la casa y llevan adelante el famoso "home office". Pero la situación de los sanitaristas es otra: ellos no pueden parar.

En la Ciudad de Buenos Aires, los barrios de Almagro, Boedo, Balvanera, Palermo y Villa Urquiza fueron algunos de los puntos en los que se hicieron escuchar fuerte. En los balcones de los edificios, que por la cuarentena se encuentran poblados, grandes y chicos se hicieron oír y desmotraron su apoyo a los trabajadores médicos que en este momento se encuentran atendiendo en los hospitales y clínicas.  

La iniciativa comenzó en España e Italia, donde la gente que permanece en aislamiento salió aplaudir desde sus balcones y terrazas en agradecimiento a los sanitaristas que trabajan guardia tras guardia, sin descanso, contra el coronavirus.