Lucía Haach, la adolescente de 13 años que había desaparecido el 1º de febrero en la ciudad bonaerense de Luján, fue encontrada sana y salva en la zona porteña de Plaza Miserere por una pareja que le dio ropa y comida antes de acudir con ella a las autoridades para comunicar la situación, informó la familia.

"Todavía no la vi, pero me dijeron que está bien, acompañada por una psicóloga y protegida. Y nosotros con una alegría inmensa, esperando el llamado con el que me avisen que ya puedo verla", dijo Laura Ledesma, la madre de la chica.

Laura explicó que, antes de ser asistida por esta pareja de nacionalidad peruana que "la encontró en Once llorando", aparentemente la adolescente estuvo siempre sola aunque "no sabemos si alguien la retuvo todo este tiempo, eso nos lo va a decir ella".

"La última cámara que la tomó en Luján es la de la Universidad, porque se descartó que ella fuera la joven que se veía con un chico en la terminal. Al parecer, después de eso vino a Capital, donde después hizo dos intentos de usar la SUBE pero tenía saldo insuficiente", dijo Ledesma.

La madre de Lucía contó además que ahora hará todo lo posible "para que ella venga a vivir conmigo", dado que la desaparición de la adolescente se produjo en momentos en que "estábamos en el juzgado viendo lo de la tenencia".

Hija de padres separados, Lucía vivía desde el 20 de enero último con su padre y su madrastra, con quienes al parecer tenía un vínculo conflictivo que le hizo escaparse de la casa ya en dos anteriores oportunidades, aunque sólo por algunas horas.

El 1º de febrero último, la adolescente salió antes de lo habitual, a las 8, de su casa en el barrio de Florentino Ameghino, para asistir a una clase de inglés a la que nunca llegó.

"Ahora sólo importa que apareció, tengo una alegría inmensa y solo quiere verla", concluyó la madre.

Fuente: Télam