La muerte de Emma Perazzo, la nena de 2 años que falleció de manera absurda luego de quedar sepultada por el derrumbe de un acantilado en Mar del Plata, conmociona al país. En diálogo exclusivo con Crónica TV, Javier Perazzo, papá de la víctima, contó que "era la primera vez que Emma venía a la playa, queríamos que conociera el mar y jugara en la arena" y pidió por "carteles que alerten a la gente sobre los derrumbes".

El joven, visiblemente consternado, contó que "de la Municipalidad no se han comunicado ni conmigo ni con mi señora. Dijeron en otros medios que ofrecieron ayuda psicológica, pero conmigo no habló nadie".

Javier dio detalles de cómo ocurrió la tragedia: "Todo fue muy rápido, llegamos a las 13.30, el sol estaba en lo más alto, casi no había sombra. Bajamos por el camino que es en diagonal y enseguida doblamos a la izquierda, que es donde está la mayor extensión de playa. Ahí encontramos un lugar lindo para quedarnos".

"La nena era la primera vez que conocía la playa, habíamos programado para que ella conociera el mar y jugara en la arena. Nosotros no somos de acá, no conocíamos nada, encontramos este lugar, la sentamos a la nena para acomodar todo y al lado estaba mi hijo mayor de 10 años. Cuando se acerca a mí el chico, escuchamos el estruendo", aseveró en el lugar del hecho, entrevistado en "Siempre Noticias" por Gustavo Chapur y Amira Hidalgo.

El relato, desgarrador, continuó: "Me quebré la mano tratando de mover las piedras, las rocas. A los pocos minutos vino el guardavidas, que estaba a unos 600 metros, pero después me dijeron que tiene que haber uno cada 80 metros, y la ambulancia tardó como 40 minutos".

Javier manifestó que "yo no quiero que echen a nadie, que remuevan a nadie ni nada por el estilo. Sólo quiero que pongan carteles para que la gente sepa que puede haber desmoronamientos, porque hasta lo que sé y me contaron, antes había y los sacaron. Esto no tiene que volver a pasar nunca más".