Durante la guerra de Malvinas, los maestros de todo el país, le pidieron a sus alumnos que escribieran una carta dirigida "a un soldado argentino".

Vergara, ahora teniente coronel Retirado y Veterano de Guerra, fue uno de los primeros en pisar las islas y también, uno de los últimos en volver, ya que estuvo un mes como prisionero de guerra en manos de Inglaterra.

"Llegaron miles de cartas y nuestro jefe, había dispuesto que todos los soldados debían recibir una y así, las fuimos contestando", contó el hombre, quien sostuvo que la relación de amistad durante el tiempo se fue dando carta tras carta.

Hoy el destino los vuelve a juntar y en una fecha especial que los marcará para siempre a ambos. Esta vez no será a la distancia, con telegramas esperando ansiosamente una respuesta, sino en un parque verde de una quinta de Paraná, donde la familia de Carlos y la familia de Gabriela Mogica, se reunieron este domingo para almorzar y recordar la llegada de un nuevo 2 de abril.