El hermano de Mario Toconás (imagen) dijo que "de fondo se escuchaban las risas". 

Un familiar directo de un tripulante del ARA San Juan dijo que durante la presentación del video con imágenes del submarino hundido en el mar, se escucharon "risas", de un micrófono abierto en otro piso, en el que estaba la jueza Marta Yáñez

La queja provino de uno de los hermanos del desaparecido cabo principal de la Armada Argentina Mario Toconás, al referirse a la exhibición del video, en el Juzgado Federal de Viedma.

LEÉ TAMBIÉN: Los objetos del ARA San Juan que vieron los familiares

"Se olvidaron de cerrar el micrófono donde estaba la jueza y el secretario y de fondo se escuchaban las risas de ellos", afirmó.

Según explicó, los familiares de dieciséis provincias que participaron de la video conferencia escucharon "todo". 

"No sé de qué se reían. No lo entendemos. Nos dio mucha impotencia y bronca", afirmó Toconás y agregó que para ellos "fue una tomada de pelo". Según explicó, la jueza estaba en un décimo piso y él junto a otras personas estaba en el segundo.

"No fue capaz de bajar a saludar o a compartir las imágenes con nosotros, fue impactante ver el mosaico de imágenes y el video que mostraba las piezas esparcidas por todas partes", señaló.

Este miércoles, los familiares pudieron ver algunos de los objetos pertenecientes a los tripulantes del ARA San Juan

Contó además que su hermano tenia anotaciones en su computadora referidas a fallas en el submarino. Las anotaciones indicaban "las fallas que a veces tenía el submarino", dijo. 
Respecto de las imágenes que vio, Mario Toconás detalló: "La parte de los motores estaba abierta como una lata de picadillo".

"Vimos que la parte de la hélice estaba desprendida, la vela separada del casco, la tapa de los lanza torpedos separadas; vimos pedazos de metales, un overol, un traje de gala, un bolso, una cadena, y tubos de aire comprimidos".

"Pero, no nos permitieron hacer preguntas para sacarnos las dudas que teníamos", agregó.
Los familiares de Toconás, oriundos de Jujuy, se instalaron en la localidad rionegrina de Sierra Grande hace más de 30 años.

LEÉ TAMBIÉN:"Estamos cerca de una conclusión", dijo la jueza Yañez sobre el ARA San Juan

Para Miguel, los restos de su hermano podrían estar en un segundo compartimento de la nave, "entiendo que una parte del submarino está abierta y la otra cerrada porque mediante una compuerta se divide en dos partes, y ya que no se encontró ningún cuerpo, deberían estar todos juntos del lado que el submarino está cerrado", razonó. 

Asimismo señaló que "con la ubicación ya sabemos cómo está, ahora lo que queremos es recuperar el cuerpo de mi hermano, necesito tenerlo", concluyó.