El informe preliminar de Prefectura Naval Argentina respecto del hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado el pasado 17 de octubre en el río Chubut, indica que el joven muy probablemente se ahogó al caer a un pozo de 3 metros de profundidad.

Esto se habría producido en una zona de difícil acceso, donde la vegetación es tan abundante que no deja pasar la luz del sol.

Los especialistas también relataron que el artesano estaba en “posición fetal”, una reacción corporal al agua y a las bajas temperaturas propia de las personas que han perecido ahogadas, tal como indica la experiencia que tienen en este tema.

El testigo E

Se trata de la persona que estaba cruzando el río con Maldonado, y que declaró en su testimonio que Santiago no había podido atravesar el curso y que le dijo que volvía a la orilla de la cual habían salido.

Entre las idas y vueltas sobre los dichos de este compañero del tatuador, hay versiones que sostienen que el aseguró haber visto cómo efectivos de Gendarmería se llevaban a Santiago y lo subían a un móvil de la fuerza.