El primer juicio en la Argentina en el que se juzga la divulgación de videos íntimos por redes sociales se realizó este jueves en la provincia de La Rioja. En la primera audiciencia, se ordenó que el acusado sea puesto bajo prisión domiciliaria y la víctima dio detalles terribles del suceso.

La audiencia en la que se juzgó a Patricio Pioli, de 37 años, por los delitos de coacción y lesiones leves calificadas, se llevó a cabo en la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional. En la misma, el juez Jorge Chamía ordenó que Poli sea puesto bajo prisión domiciliaria por haber violado el beneficio de la excarcelación. 

Según comunicó el abogado querellante Sebastián Andrada, el acusado salió de La Rioja para participar de una convención de tatuajes en San Juan y, de esa forma, violó la prohibición que le había impuseto el juzgado. Por lo tanto, perdió el beneficio de la excarcelación.

LEÉ TAMBIÉNArranca el primer juicio por un caso de "pornovenganza"

Durante la primera audiencia, el acusado se negó a declarar y prosiguieron a leer la declaración que realizó el 12 de diciembre de 2017, en la que relató cómo conoció a la víctima y aseguró que la relación terminó en "malos términos". 

Al llegar el turno de la declaración de la denunciante, Paula Verónica Sánchez Frega, de 29 años, se solicitó que el acusado saliera de la sala, pedido que terminó concedido. En la misma, la víctima calificó su relación con el señalado como "enfermiza".

"Estuvimos en pareja durante ocho meses y, los primeros cuatro, sufrí violencia en reiteradas oportunidades. Por iniciativa de él, nos filmábamos cuando teníamos relaciones sexuales. Sin embargo, ese contenido no era para ser difundido públicamente", aseguró.

Agregó que las veces que mantenían discusiones, el acusado le recordaba que él tenía ese material y la amenazaba con difundirlo, así como también hacía referencia a una violación que ella sufrió cuando tenía cinco años. Además, expresó que no se difundió todo el contenido y que hay más archivos en el teléfono de Poli.  

Añadió que recibió una suma de tres mil pesos, en billetes de 500, sobre los que el acusado escribió una petición para que ella regresara con él. Detalló que sufrió estrés postraumático, trastorno de ansiedad, ataques de pánico e insomnio tras la difusión de las imágenes. La víctima continúa en tratamiento por esas afecciones. 

Al concluir la audiencia, tomó la palabra Sabino Antonio Luna, el médico psiquiatra de la víctima, quien calificó los efectos de lo sucedido como un "daño severo a la salud". El juicio continuará el próximo martes.  

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos