Detrás de esa personalidad avasallante, María Palacios, más conocida como "La Chabona",  abrió su corazón en una entrevista con Tomás Dente emitida en Vino Para Vos (KZO) y contó el crudo relato de aquel accidente donde perdió un embarazo. La influencer se dio a conocer en las redes a causa de videos virales donde se la veía enojada, gritándoles a mujeres de su barrio frases muy peculiares. Desde entonces que mantiene el perfil de un carácter fuerte, y hoy se animó a correrse de ese lugar. 

“Pedazo de Drácula” o “cachorra de leche” fueron las frases que la llevaron a la viralización en las redes sociales. Tiene una particular forma de expresarse y la siguen cada vez más personas tanto en Instagram, como en YouTube y también en TikTok. Pero cuando Tomás Dente le hizo acordar sobre aquella tragedia, María mostró otro costado pocas veces visto. 

“Tuve la pérdida de mi guachín, que está en el cielo. Por eso las lágrimas, ¿no ves las lágrimas que tengo tatuadas?”, le dijo al entrevistador y se señaló la cara. “Es por mi hijo. Sí, olvidate. es re feo. No se lo aconsejo a nadie (sic), porque la muerte de un hijo es lo peor que te puede pasar”, agregó. La interrupción de su embarazo se dio tras un accidente vial. Años después, por fortuna, volvió a quedar embarazada y dio a luz a su hijo Junior

Así empezaba el relato: “Todo por ir a buscar una torta. Iba a buscar una torta y desgraciadamente me toco un auto, iba con un chabón y... y mi familia hizo bondi”, dijo. Luego se levantó la remera para mostrar una cicatriz en el torso y describió: “Son los golpes de la vida, ¿me entendés? ¿Sabés cuántos me dicen: ‘¿Te querés tapar las cicatrices?’? No, ¿por qué? Si a mí me encanta, es mi cuerpo, yo no tengo vergüenza a mostrarme ni nada. Amo mis cicatrices. Mirá, la cesárea que me hicieron de Junior acá, también la amo porque es por mi hijo”, continuó María.

Dente volvió sobre el accidente, ocurrido en 2013, para saber más. Y La Chabona contó con crudeza: “Yo estaba embarazada de 6 meses, tenía 20 años. Me acuerdo. Es re feo, re feo. La perdida de un hijo es lo peor que te puede pasar. Era mi primer hijo. Y cuando lo perdí, me quise matar: me encerraba en mi pieza, me cortaba todos los brazos, me gatillé con un fierro... te digo la verdad. Y Dios no me quería allá arriba porque no me salieron los tiros. Me quería ir con él, no me importaba nada, ni mi familia”. 

Esta situación hizo que María olvidara su deseo de ser madre, hasta que la vida la sorprendió con otro bebé en camino. “De Junior no pasaba cabida, porque ni sabía que estaba embarazada. Cuando sale el papá de mi hijo de estar en cana, quedé embarazada hasta las manos. Ni sabía yo que estaba embarazada. Con lo que paso con mi guachín, no quería saber nada con tener otro. Me gustaba la joda”, confesó.

“Yo perdí un bebé y no quería saber nada. Pero me decían: ‘Vas a ser una re mamá, Chabona’. La gente siempre me alentaba, están a full conmigo”, concluyó

Mirá el video

 

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos