La  Organización Mundial de la Salud afirmó que el consumo de bebidas alcohólicas puede poner a las personas en un estado de vulnerabilidad ante la posibilidad de poder contagiarse coronavirus
( Orthocoronavirinae), además de exacerbar los problemas de salud mental y la violencia.

Esta recomendación llega luego que se triplicaran las ventas de vino, licores, whiskys, cerveza y fernet durante la cuarentena dictada por diferentes países del mundo por el avance del covid-19.

"El alcohol compromete el sistema inmunológico del cuerpo y aumenta el riesgo de resultados adversos para la salud", aseguraron desde la oficina regional de la OMS para Europa en un informe publicado el martes.

"Por lo tanto, las personas deben minimizar su consumo de alcohol en cualquier momento, y particularmente durante la pandemia de COVID-19, añadieron.

Según detallaron el consumo excesivo puede debilitar el sistema inmunitario, por lo que en un intento por frenar el consumo de alcohol durante la pandemia, los funcionarios de la OMS le piden a los gobiernos de todo el mundo a aplicar medidas que lo limiten y que repriman la información errónea sobre el coronavirus.

El consumo de alcohol está asociado con una variedad de enfermedades transmisibles y no transmisibles y trastornos de salud mental, que pueden hacer que una persona sea más vulnerable a COVID-19 (Shutterstock)

Funciona como desinfectante en superficies, pero el consumo excesivo de alcohol puede hacer que el cuerpo sea menos capaz de manejar el coronavirus. 

Según un estudio publicado 2015 por la revista Alcohol Research, encontró que su consumo excesivo está asociado con "efectos adversos para la salud relacionados con el sistema inmunitario, como la susceptibilidad a la neumonía".

"En momentos de cierre durante la pandemia de COVID-19, el consumo de alcohol puede exacerbar la vulnerabilidad de la salud, los comportamientos de riesgo, los problemas de salud mental y la violencia", aseguraron desde la organización.