La empresa argentina de fabricación de muñecos con apariencia real “Casita de Muñecas” presentará el próximo martes en la Legislatura porteña el primer muñeco bebé con Trisomia 21, en el marco de una serie de actividades que se realizarán por el Día Internacional de las personas con síndrome de Down.

“Para nosotros el concepto de diversidad es muy importante, ya que creemos que amplía la capacidad de juego de los niños; el objetivo es ayudar a que todos los chicos puedan aprender sobre las diferencias que existen entre todas las personas, y lo naturalicen”, explicó Federico Galanterni, dueño de la empresa.

El empresario contó que la idea de la nueva muñeca, que tiene gestos y características físicas de las personas con síndrome de Down, a la que nombraron “Oli”, surgió por una anécdota que le narró un allegado.

“Una persona nos contó que le preguntó a una nena con Síndrome de Down si le gustaban las muñecas, pero la nena le respondió que no, porque no había ninguna que se le parezca a ella”, explicó Galanterni.

“Cuando escuchamos eso se nos puso la piel de gallina, y sentimos que teníamos que hacer algo para ayudar a esta nena y otros nenes más que seguramente estén pasando por lo mismo”, dijo.

A raíz de este impulso, la empresa comenzó a trabajar en el proyecto que le acercó a la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra) para recibir asesoramiento sobre la Trisomia 21, una alteración genética que provoca discapacidad intelectual.

La muñeca será presentada el martes 20 de marzo a las 18 en el Salón Montevideo de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en Perú 160.