La mujer fue vista por última vez hace 15 días. (Captura)

El operativo de búsqueda de la mujer china que fue vista por última vez hace 15 días en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza continuaba este sábado por segundo día consecutivo en un amplio radio de la estación aérea, luego de que este viernes el rastrillaje con perros no hallara ningún resultado, confirmó el fiscal de la causa, Juan Carlos Hassan.


En las últimas imágenes que fueron divulgadas entre este viernes y este sábado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se la ve a Sun Zhong Qin con las valijas en un carro adentro del aeropuerto, donde da vueltas como buscando algo o a alguien que la ayude, y luego sale de la terminal A dejando sus pertenencias.

 

 

Además, descubrieron que una cámara de seguridad de la Municipalidad de Ezeiza captó en sus archivos a una ciudadana caminando por la autopista Riccheri en sentido a la Ciudad de Buenos Aires e investigan si se trata de la china desaparecida. 

La grabación pertenece al 20 de enero pasado a las 5, seis horas y media después del aterrizaje del avión de la china en Ezeiza. En las imágenes se ve que la mujer lleva una bolsa blanca parecida a la que tenía la desaparecida en el aeropuerto. 

 

 



"El rastrillaje continúa este sábado y seguirá hasta que se complete. Hay que ir barriendo todo el sector. Hasta ahora no se encontró nada", dijo el funcionario a cargo de la Fiscalía N°2 de Ezeiza, que lleva la causa caratulada como "averiguación de paradero".

El operativo "se frena a la noche cuando no hay luz, pero sigue. La idea es barrer todo el predio, que es bastante amplio, hasta el límite donde hay alambrado con púa y es alto. Es una zona de bosque muy cerrado, con árboles de muchas espinas y matorrales", comentó.

Carlos Lin, quien actúa como traductor del hijo de Qin, Diego, que no habla castellano, dijo este sábado que "la familia esta cada vez mas desesperada y pide que la sociedad los ayude y que llame a Red Solidaria si sabe algo".

"El hijo espera encontrar a su mamá y poder celebrar el año nuevo chino, que es la fiesta que tradicionalmente reúne a la familia, y se festeja el 16 de febrero", señaló Lin.

Por su parte, Hassan precisó que la búsqueda se inició tras el testimonio de un empleado de seguridad de unos galpones pertenecientes a una empresa privada que están al lado del aeropuerto.

"El empleado dijo que entrada la madrugada vio a una ciudadana oriental y que, como no se pudieron entender, ella se fue. Fue fue todo muy breve y según las imágenes no volvió al aeropuerto. No hay cámara que la haya visto", detalló.

Consultado por el lapso de cuatro horas en que la mujer no aparece en ninguna imagen de las cámaras de seguridad, a pesar de que estaba adentro de la estación aérea, Hassan aseguró que "el aeropuerto tiene imágenes de los sectores restringidos y públicos pero otras zona son puntos ciegos en donde no hay cámaras". 

El operativo de búsqueda comenzó este viernes con 150 efectivos de la PSA y perros rastreadores de personas facilitados por la Gendarmería, y se inició "por el lugar hacia donde ella se fue, que es el campo con bosques", dijo el fiscal.

"Hasta que no la encontremos tenemos que rastrillar por todos los lugares más aledaños, pero es cierto que puede estar en cualquier lado", dijo Hassan y anadió que ante la complejidad del caso se trabaja "minuto a minuto".

De acuerdo a la información que brindó su familia, la mujer conocida como María vive en el barrio porteño de Villa Urquiza y está hace 10 años en Argentina.

El 19 de enero llegó de Shangahi a Ezeiza a las 22.45 en el vuelo TK 015 de la empresa Turkish Airlines, pasó por Migraciones a las 23,39 y se la vio salir de la Terminal A a las 4.30 de la madrugada del 20, cuando un hombre de camisa blanca la acompaña hasta la puerta, según imágenes de cámaras de seguridad que la muestran desorientada.

Más tarde, Sun Zhong Qin pasó por el galpón próximo, donde habló con el hombre que no la entendió y siguió caminando hacia la zona de los bosques.

El hijo de Qin (a través de su traductor) cuestionó que "si ella no estaba bien" el personal de la aerolínea y el aeropuerto "no la tendrían que haber abandonado. Debían haberla atendido al verla mal".

"Lo que pasó en el vuelo era una razón más para no dejarla sola", añadió, tras referirse al testimonio de Marcelo Sansone y su pareja, quienes expresaron a esta agencia que viajaron al lado de la mujer en el vuelo y la vieron "desorientada" y en estado de "ansiedad y angustia".