El Consejo de la Magistratura sancionó hoy al juez federal Daniel Rafecas con una multa que representará un descuento del 50 por ciento de su remuneración por única vez, al considerar que incurrió en "falta de decoro" en su desempeño, en la causa del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman y otros ex funcionarios acusados de encubrir a Irán en la investigación del ataque a la AMIA.

El magistrado adelantó que apelará la sanción para que sea revisada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Rafecas recibió tres denuncias por su actuación en la causa. En febrero de 2015 el juez desestimó la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman había presentado días antes de ser encontrado muerto contra la entonces presidente Cristina Kirchner y funcionarios de su gobierno.

El juez entendió que no había delito en lo que se denunció y que no ameritaba el inicio de una investigación como le había requerido el fiscal Gerardo Pollicita.

Tras las denuncias en el Consejo de la Magistratura, Rafecas fue citado a dar explicaciones. A principios de diciembre del año pasado, se presentó y ante el Consejo ratificó: "Volvería a desestimar la denuncia".

El oficialismo y sus aliados en el Consejo de la Magistratura, votaron por sancionar al juez. Fueron el diputado del PRO Pablo Tonelli, el representante del Poder Ejecutivo, Juan Mahiques, los radicales Angel Rozas y Mario Negri y los abogados Miguel Piedecasas y Adriana Donato.

Las razones

Entendieron que Rafecas cometió una falta de decoro que merece ser sancionada por tres hechos:

  • Citar a tres dirigentes de la comunidad judía a su despacho para adelantarles su decisión.
  • Por llamar por teléfono al diputado Nacional,  Waldo Wolff, para recriminarle por las críticas públicas que le estaba haciendo.
  • Por haber dado un reportaje periodístico en el que dijo que el Consejo no tenía los votos para enviarlo a juicio político.